ATENCIÓN!!! Nuevo lugar de reunión de la Comunidad Pentecostal Dimensión de Fe - Domingos 10hs en la Casa Ecuménica Popular - Manuel Artigas 6989 - Mataderos - Capital Federal

miércoles, marzo 31, 2010

DOMINGO DE RESURRECCIÓN, esperanza de los débiles...














"Cuando una flor muere, nace una semilla;
cuando una semilla muere, nace una planta.
Y la vida sigue su camino más fuerte que la muerte".

La palabra utilizada en griego para decir resurrección es "anístemi", y en el griego tiene dos sentidos, se utilizaba para significar el despertar o el levantarse refiriéndose a personas que están dormidas o acostadas en el suelo. Pero también este término se utilizaba para referirse a las revoluciones políticas, cuando un pueblo se sublevaba, se levantaba o hacía una insurrección contra los poderosos que lo oprimían.

Al hablar de la resurrección de Jesucristo debemos tener estos dos sentidos presentes. Cristo se despierta, se levanta y se rebela contra el pecado (individual y colectivo) y toda estructura de muerte.

Para los cristianos/as de hoy, el que Dios el Padre haya resucitado a su hijo Jesucristo, debe producirnos una revolución interna que intente todos los días florecer, rebelándonos contra nuestro pecado que nos priva de ver la necesidad del otro y con el pecado estructural que oprime a nuestro pueblo. Éste es el sentido de la nueva Pascua inaugurada por Cristo, el paso de la muerte a la vida.
Pascua significa que somos capaces de cambiar, de ver la vida con esperanzas, de enfrentar todo sufrimiento.
Pascua es sentir amor por la vida, luchar por un mundo mejor y vivir siendo solidarios, es extender una mano al que sufre, es creer que la vida vence a la muerte.
Pascua es volver a comenzar, es darnos una nueva oportunidad, es encontrarnos a nosotros mismos y con los demás, es un tiempo de amor, es el momento de agradecer a Dios la maravilla de la vida. Es la mejor ocasión para decir a quienes amamos lo importante que son.
Celebrar la Pascua es contribuir a la transformación del mundo.

Que en este día de fiesta estemos unidos alrededor de un mismo sueño de paz
Que en esta pascua nuestros corazones permanezcan muy cerca y que él Amor sea eje central del mundo.

"Yo soy la Resurrección y la vida; el que cree en mi, aunque esté muerto vivirá. Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente." San Juan 11:25-26

COMUNIDAD DIMENSIÓN DE FE
UNA IGLESIA DE TODOS Y PARA TODOS..

domingo, marzo 28, 2010

Domingo de Ramos ¿UNA MARCHA POPULAR?

Dicho esto, Jesús pasó adelante y emprendió la subida hacia Jerusalén. Cuando se acercaban a Betfagé y Betania, al pie del monte llamado de los Olivos, Jesús envió a dos de sus discípulos y les dijo: «Vayan al pueblo de enfrente y al entrar en él encontrarán atado un burrito que no ha sido montado por nadie hasta ahora. Desátenlo y tráiganmelo. Si alguien les pregunta por qué lo desatan, contéstenle que el Señor lo necesita.» Fueron los dos discípulos y hallaron todo tal como Jesús les había dicho. Mientras soltaban el burrito llegaron los dueños y les preguntaron: «¿Por qué desatan ese burrito?» Contestaron: «El Señor lo necesita.» Trajeron entonces el burrito y le echaron sus capas encima para que Jesús se montara. La gente extendía sus mantos sobre el camino a medida que iba avanzando. Al acercarse a la bajada del monte de los Olivos, la multitud de los discípulos comenzó a alabar a Dios a gritos, con gran alegría, por todos los milagros que habían visto. Decían: «¡Bendito el que viene como Rey, en el nombre del Señor! ¡Paz en el cielo y gloria en lo más alto de los cielos!» Algunos fariseos que se encontraban entre la gente dijeron a Jesús: «Maestro, reprende a tus discípulos.» Pero él contestó: «Yo les aseguro que si ellos se callan, gritarán las piedras.»

San Lucas 19:28 - 40

Jesús estaba siguiendo el método de los profetas para despertar las conciencias. Los profetas, cuando las palabras no producían efecto, cuando las palabras no alcanzaban, recurrían a algún gesto dramático para que nadie dejara de enterarse.

De Jerusalén a Jericó no hay más que 28 kilómetros, y ese es el recorrido que Jesús realiza junto a sus seguidores. Esa multitud nos podía pasar desapercibida a los ojos del imperio.

La entrada de Jesús de Nazaret a Jerusalén fue en realidad una marcha popular, organizada por los seguidores de Jesús con el propósito de desafiar el dominio romano sobre la ciudad y enfrentar a las autoridades judías del Templo.

Fue un gesto de desafío y de valor. Los líderes judíos ya habían puesto precio a su cabeza (Juan 11:57). Hubiese sido natural que si Jesús tenía que ir a Jerusalén, entrara de incógnito y secretamente; pero lo hizo de una manera que le colocó en el centro de atención, todos lo vieron entrar a la ciudad. Es algo sobrecogedor el pensar que un hombre cuya vida está en peligros, cabalgue a cara descubierta de forma que todos pudieran verle y saber que estaba allí.

Lucas nos presenta a Jesús subiendo de Jericó a Jerusalén. Al pasar cerca del cerro llamado de Los Olivos, Jesús envió a dos de sus discípulos a buscar un burrito. Este burrito simbolizaba la paz y la continuidad de la tarea y ministerio de Jesús en sus seguidores.

La gente iba a comprender el mensaje de liberación por que Jesús encarnaba la dignidad de los pobres frente a la opresión. Jesús era el hijo de Dios, más poderoso y por encima de cualquier Cesar imperial.

La entrada a Jerusalén fue gloriosa. La gente salió a las calles a proclamar y recibir al vencedor de los romanos. El pueblo estaba perdiendo el miedo al imperio y finalmente se atrevió a desafiarlo. Todos querían conocer y saludar a Jesús de Nazaret.

A esta entrada triunfal, peregrinación o marcha popular encabezada por Jesús se incorporaba más y más personas, y se cantaban canciones de protesta y se gritaban consignas que estaban prohibidas, pero que se escribían en las paredes: ¡Hosanna! que quiere decir “salva ahora”, y era el grito de auxilio que un pueblo en angustia, oprimido y explotado dirigía a su rey o a su Dios. Es realmente una cita del Salmo 118:25: “¡Sálvanos, Te suplicamos, oh Señor!” La frase utiliza San Mateo para relatar la misma historia es “¡Hosanna en las alturas!» quiere decir: “¡Que hasta los ángeles en lo más alto de las alturas del Cielo griten a nuestro Dios: "¡Salva ahora!"

Los fariseos, atemorizados por la posible reacción de los romanos, temiendo por su vida y seguridad, se acercaron a Jesús para hacerlo abandonar de esta acción de resistencia. El les respondió: “Yo les digo que si ellos se callan, las piedras gritarán”.

Esta entrada triunfal, peregrinación o marcha popular concluyó en el templo, que representaba el poder político local. Terminó con un enfrentamiento con el poder religioso que se había aliado al Imperio Romano. Jesús "comenzó a expulsar a los que ahí hacían negocios." A expulsar a los cambistas, a los que vendían la dignidad y soberanía de su patria. A los que firmaban el Alca o el Tratado de Libre Comercio de aquel tiempo con el imperio.

Históricamente las marchas populares por la justicia han sido siempre expresiones de la fe y de la esperanza de los pueblos.

Considero que Jesús se pone muy triste cuando se entera que sus seguidores están indiferentes a las marchas que se realizan por paz y justicia o que prefieran hacer la vista gorda ante tantos hechos de violencia.

Pero estamos seguros que Jesús está, y se hace presente en el pueblo que se organiza y marcha levantando las banderas de esperanza.

Lo hemos visto abrazando a las Madre y Abuelas de Plaza de Mayo, marchando junto a las familias que reclaman por el Derecho a Vivir en la Ciudad, luchando por la Cultura junto a la Coordinadora en Defensa del Cine el Plata, estuvo levantando escombros y salvando vidas junto a los Cascos Blancos sin ocupar militarmente Haití y Chile... en fin donde vamos y miramos él está, especialmente al lado de los débiles...


Pastores Diego Mendieta y Gabriela Soledad Guerreros

Dimensión de Fe, una Iglesia de todos y para todos...

jueves, marzo 25, 2010

NO AL DESALOJO DE LA IGLESIA DIMENSIÓN DE FE...

La Comunidad Dimensión de Fe,

una Iglesia de todos y para todos...

FRENTE AL AMENAZANTE JUICIO DE DESALOJO

convoca a todos los vecinos/as, organizaciones sociales, culturales, políticas, religiosas y ecuménicas a

LLENAR LA IGLESIA DE PUEBLO...

SÁBADO 27/MARZO - 16 hs.

Av. Juan B. Alberdi 5250 (Mataderos)

Información: E-mail: dimensiondefe@yahoo.com.ar / Cel. 156 554-4368

martes, marzo 23, 2010

NO AL DESALOJO DE LA IGLESIA

La Comunidad Dimensión de Fe, una Iglesia de todos y para todos...
a las puertas del amenazante JUICIO DE DESALOJO
convoca a todos los vecinos/as y las organizaciones sociales,
culturales, políticas, religiosas y ecuménicas
a LLENAR LA IGLESIA DE PUEBLO.

PLENARIO DE SOLIDARIDAD

SÁBADO 27 DE MARZO DE 2010 / 16 hs.



CUANDO LA IGLESIA ES PUEBLO…

Dimensión de Fe, es filial de ALIDD (Asociación La Iglesia de Dios), fue fundada por el Obispo Gabriel Osvaldo Vaccaro y sus colaboradores el 10 de Diciembre de 1979. En plena dictadura militar, en el mes de octubre de ese año, un grupo de jóvenes desafía al Obispo Vaccaro a hacer reuniones abiertas o al aire libre; desafío aceptado por el Obispo quien encarga a los jóvenes que consiguieran un lugar; al mes siguiente ya habían conseguido el Cine Alberdi para tal objetivo.

Es así como Dimensión de Fe, nace como un gran Movimiento Evangelístico que ha recorrido todo el territorio argentino y países limítrofes. En el año 80, Dimensión de Fe había crecido tanto que el entusiasmo llevo a la necesidad de tener un edificio propio; es así como se logra tramitar un préstamo, el cual permitió la compra de un edificio en la Av. Juan Bautista Alberdi 5250/52/56 del barrio porteño de Mataderos.

Dimensión de Fe, ha aportado a la labor pastoral y misionera a decenas de hombres y mujeres comprometidos con el Reino y ha sido fundamental su protagonismo en el campo Pentecostal y Ecuménico. Habiendo nacido Dimensión de Fe originalmente como un Movimiento Evangélico, con el tiempo va adquiriendo características similares a una Iglesia tradicional, manteniendo sin embargo, ciertas características originales.

Después de casi tres décadas, en las cuales se afrontaron grandes crisis de manos de diversas gestiones pastorales y fallecimientos entre otras cosas, Dimensión de Fe se encontró reducida a un grupo pequeño de hermanos y hermanas fieles y comprometidas con los valores del Reino, los cuales lucharon y sostuvieron la vida de la misma sin escatimar esfuerzos.

En el año 2005 la Comunidad comienza transitar de la mano de los Pastores Diego J. Mendieta y Gabriela S. Guerreros una camino de búsqueda y reflexión teológica bajo la consigna “LA MISIÓN DE LA IGLESIA”, y es allí, en un contexto, social, político, cultural y religioso muy agitado en la Ciudad de Buenos Aires , se despertó en el seno de la comunidad la necesidad de trabajar y construir UNA IGLESIA DE TODOS Y PARA TODOS… impulsada por el Espíritu Santo, inspirada en el Evangelio y en la vida de las primeras comunidades narradas en el Libro de los Hechos de los Apóstoles.


“Acudían asiduamente a la enseñanza de los apóstoles, a la convivencia, a la fracción del pan y a las oraciones. Toda la gente sentía un santo temor, ya que los prodigios y señales milagrosas se multiplicaban por medio de los apóstoles. Todos los que habían creído vivían unidos; compartían todo cuanto tenían, vendían sus bienes y propiedades y repartían después el dinero entre todos según las necesidades de cada uno. Todos los días se reunían en el Templo con entusiasmo, partían el pan en sus casas y compartían sus comidas con alegría y con gran sencillez de corazón. Alababan a Dios y se ganaban la simpatía de todo el pueblo; y el Señor agregaba cada día a la comunidad a los que quería salvar”. Hechos de los Apóstoles 2:41-47 / Biblia Latinoamericana


En estos últimos años la batalla de ideas se ha profundizado en todos los terreros (político, social, cultural y religioso) donde los sectores dominantes siguen apostando a la esclavitud y sometimiento de nuestros pueblos y donde los sectores oprimidos seguimos apostando a la liberación de toda esclavitud como sea su expresión.

Ser cristiano y cristianas en la realidad latinoamericana, es tener un corazón abierto y sensible al Evangelio y un oído en el corazón del pueblo que late y grita por su liberación. Es dejarse alcanzar por el Espíritu de aquél joven revolucionario, “que anunciaba que el reino de su Padre se acercaba, que venció al imperio con su muerte y que se encarna en el pueblo que va al frente”.

Dimensión de Fe, una Iglesia de todos y para todos… está convencida que Jesucristo estuvo al lado de los pobres (Isaías 61, San Lucas 4:18-30), y que su posicionamiento teológico le hacía tener una posición política, luchando contra la hipocresía de los sectores religiosos (San Mateo 7:1-6) y los poderosos que se olvidaron del dolor del pueblo (San Juan 2:13-25, San Mateo 25:34-46).

Creemos en la Iglesia de carácter liberador, en una Iglesia participativa, inclusiva y sanadora, en una Iglesia profética hacia fuera y hacia adentro, en una Iglesia sensible a las necesidades del pueblo porque ella es pueblo, en una Iglesia Pentecostal que se inspira en el poder del Espíritu Santo que democratiza su llenura. Creemos en la Iglesia Comunidad y con un sin fin de limitaciones vamos camino a ella.

Este caminar y practica pastoral de la Comunidad Dimensión de Fe, una Iglesia de todos y para todos... incomoda y no satisface los “intereses” de la dirigencia de la Asociación “La Iglesia de Dios” es por ello que el Martes 16 de Marzo fuimos NOTIFICADOS del JUICIO DE DESALOJO POR USURPACIÓN. El argumento es recuperar el templo para “continuar con la tarea evangelizadora y anuncio de la Palabra de nuestro Señor Jesucristo”, cuando el DESALOJO interrumpiría dicha tarea.


Cansados de la iglesia que calla... de la iglesia cómplice... y convencidos de la necesidad de una Iglesia de todos y para todos… apelamos a vuestra solidaridad.



CONVOCAMOS A TODOS LOS VECINOS/AS Y LAS ORGANIZACIONES SOCIALES, CULTURALES, POLÍTICAS, RELIGIOSAS Y ECUMÉNICAS A LLENAR LA IGLESIA DE PUEBLO.



PLENARIO DE SOLIDARIDAD
SÁBADO 27 DE MARZO DE 2010 / 16 hs.


Dimensión de Fe, una Iglesia de todos y para todos...
Av. Juan B. Alberdi 5250 (Mataderos) C.A.B.A.
Para más información: E-mail: dimensiondefe@yahoo.com.ar / Cel. 156 554- 4368

viernes, marzo 19, 2010

ENCUENTRO/PLENARIO - Por el Derecho a vivir en la Ciudad










ENCUENTRO / PLENARIO
POR EL DERECHO A VIVIR EN LA CIUDAD
Sábado 20/03 - 10 hs.
Comunidad Dimensión de Fe, Una Iglesia de todos y para todos...
Av. Juan Bautista Alberdi 5250 (Mataderos) Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Exigimos:

  • Suspensión inmediata de los desalojos.
  • No a la Venta de los 36 terrenos del IVC, que se destinen a la construcción de viviendas populares.
  • Por una ley de Emergencia Habitacional con programa y presupuesto real.
  • Planes de vivienda que contemple la demanda de los sin techo de la ciudad con el control y participación de los habitantes.
  • Programa real de vivienda transitoria hasta la vivienda definitiva.
  • Puesta en marcha de un verdadero Banco de Inmuebles con recuperación de las tierras e inmuebles ociosos.
  • Impuesto a la vivienda ociosa.
  • Alquiler social, que no supere el 20% del Ingreso familiar, con garantía estatal.
  • Urbanización de las Villas de Emergencia para todos sus habitantes.

jueves, marzo 11, 2010

Quitar, romper y desatar...

"El Espíritu Revolucionario de Jesucristo tiene que quitar las vendas de los ojos... tiene que romper los grillos que atan las manos y los pies de la iglesia... y debe desatar la lengua de la misma para anunciar la buena noticia y trabajar por la justicia, la defensa de los derechos humanos y la vida..."

Pastor Diego Mendieta

POR EL DERECHO A VIVIR EN LA CIUDAD

Varias organizaciones convocamos a marchar, hoy jueves a las 16 hs, en el Obelisco. Denunciando al gobierno condiciones habitacionales indignas, violentos desalojos y quita de terrenos destinados a vivienda social. Y como contraparte el fomento megaproyectos en tierras publicas sin paga de impuesto y corporaciones mixtas que lucran con bienes del estado.

Movilizamos el jueves 11 de marzo a las 16 hs.
Convocamos en el Obelisco.
Vamos a Jefatura de Gobierno de la Ciudad


COMUNICADO

POR EL DERECHO A VIVIR EN LA CIUDAD

En la ciudad de Buenos Aires medio millón de vecinos vivimos en condiciones habitacionales indignas, hacinados, en villas, asentamientos, hoteles, pensiones, casas ocupadas, monoblocks que se caen a pedazos, o directamente en la calle.

Sufrimos históricamente la política de los distintos gobiernos que avasallan nuestros derechos fundamentales y favorecen los grandes negociados inmobiliarios, vetando la ley de emergencia habitacional, primero Ibarra y ahora por Macri, cuyo gobierno profundiza aún más las políticas de expulsión de los trabajadores de la ciudad, con la complicidad de jueces que valoran más la propiedad privada que la vida humana.

El Macrismo Implementa activamente medidas privatistas de la tierra: al intentar vender 36 terrenos del Instituto de Vivienda de la Ciudad (IVC), destinados a vivienda social; la pérdida de hectáreas para esparcimiento, como las concesiones del parque 3 de Febrero, parque Sarmiento, parque Roca; los desalojos de centros culturales... Y subejecuta el presupuesto del IVC destinado a la construcción de vivienda social.

Al mismo tiempo que impulsa una ingeniería de megaproyectos constructivos como el centro cívico en Barracas; la instalación de diversos polos -farmacéutico, tecnológico, cinematográfico- que ocuparían tierras públicas casi sin pagar impuestos, la creación de corporaciones mixtas para lucrar con los bienes del Estado, todo esto dejando a miles de familias en la de calle. Todos estos hechos cuentan con la complicidad de otros bloques de la Legislatura.


Por eso exigimos:

  • Suspensión inmediata de los desalojos
  • No a la Venta de los 36 terrenos del IVC, que se destinen a la construcción de viviendas populares
  • Por una ley de Emergencia Habitacional con programa y presupuesto real
  • Planes de vivienda que contemple la demanda de los sin techo de la ciudad con el control y participación de los habitantes
  • Programa real de vivienda transitoria hasta la vivienda definitiva
  • Puesta en marcha de un verdadero Banco de Inmuebles con recuperación de las tierras e inmuebles ociosos
  • Impuesto a la vivienda ociosa
  • Alquiler social, que no supere el 20% del Ingreso familiar, con garantía estatal
  • Urbanización de las Villas de Emergencia para todos sus habitantes

Convocamos a defender los próximos desalojos del Centro Comunitario La Casa , el Hotel El Cid, de Lope de Vega 419, y todos los que están programados.


Movilizamos el jueves 11 de marzo a las 16 hs.
Convocamos en el Obelisco.
Vamos a Jefatura de Gobierno de la Ciudad


LA CIUDAD ES NUESTRA!


Convocan:

Coordinadora de Inquilinos de Buenos Aires (CIBA), MTL Rebelde, La Pulpería , Frente Popular Darío Santillán (FPDS), Comisión de Justicia y Paz (Parroquia de Constitución), Cooperativas de Vivienda de la Ley 341, Movimiento de Ocupantes e Inquilinos (MOI - CTA), Movimiento por un Pueblo Libre, Villas Unidas por la Urbanización , Cooperativa de Barracas "Renacer", CTA - Buenos Aires para Todos Proyecto Sur, MTD 1º de Mayo, Centro Social Desde Abajo, Centro Construyendo Sueños - Villa 3 - Fatima, CoCoBo, PSA en Proyecto Sur, ETI NEXUS/UBA, Coordinadora de Lucha en la Ciudad La Dignidad No Se Privatiza, Centro Comunitario La Casa , Familias del Hotel El Cid, Antena Sur - Alianza Internacional de Habitantes, Comisión Política de la Iglesia Dimensión de Fe, Partido Obrero, Polo Obrero, Partido Comunista, Asociación Civil Sembrar Conciencia, Antena Negra Art. 14 VIP.

JUSTICIA PARA EL POBRE...

Jesús les contó otra parábola sobre la necesidad de ser constantes en la oración y no desanimarse: -En cierta ciudad había un juez que no tenía temor de Dios ni respetaba a nadie. Y en aquella ciudad vivía una viuda que iba a ver al juez con frecuencia para pedirle que le hiciera justicia en un pleito que tenía con uno que le hacía la vida imposible. El juez no le hizo caso durante bastante tiempo; pero llegó un momento en que se dijo para sus adentros: Es verdad que yo no tengo temor de Dios ni respeto a nadie; pero esta viuda no deja de fastidiarme, de modo que le haré justicia, no sea que acabe por hacerme polvo del todo. Y el Señor insistió : ¡Fijaos lo que acabó por decir aquel juez tan malvado! ¿Y creéis que Dios no les hará justicia a sus amigos que se lo piden día y noche? ¿Creéis que le dará largas al asunto? ¡Os aseguro que se dará prisa a hacerles justicia! Pero, cuando vuelva el Hijo del Hombre, ¿quedará algo de fe en la Tierra? San Lucas 18:1-9

Consientes de que vivimos bajo un sistema capitalista, es necesario reafirmar sin miedo ni prejuicios nuestra fe y compromiso con el Dios de la vida y los sectores afectados por la perversidad de ésta estructura de muerte que intenta quebrantar el espíritu de los débiles y pobres de nuestros pueblos, azotándolos y violando sistemáticamente los derechos fundamentales para vivir la vida, pero la resistencia de los pobres y la esperanza de un mundo nuevo y un hombre nuevo no se rompe.

En su tiempo, Jesús de Nazaret enseño a sus compañeros/as seguidores/as sobre la necesidad de resistir, los instruyó en la capacidad de concientizar, organizar y movilizar al pueblo de aquel entonces.

Es importante, en nuestra realidad como pentecostales, resaltar este punto porque algunos nos “venden o predican” la idea de un Jesús dulce y temeroso, siempre ofreciendo la otra mejilla para ser abofeteada, negando al Jesús de los Evangelios, el Jesús que expulsa a los mercaderes del templo, el que entra victorioso en Jerusalén, o el que enfrenta la muerte en la cruz. Como seguidores de Jesús creemos en su humanidad y en su divinidad, en su ternura y en su firmeza, en su denuncia del mundo corrupto y en su anuncio del Reinado de Dios.

En el texto de hoy, el evangelio nos habla de una viuda y de un juez, un juez que "ni temía a Dios ni respetaba a los hombres", era una persona poderosa y muy malvada. Por otra parte, en el mismo pueblo existía una viuda que tenía una causa. No se nos describe a la viuda, pero podemos imaginarnos que era una persona pobre, sin muchos recursos, abandonada.

La viuda visitó al juez para pedirle justicia contra su adversario. Tampoco conocemos el carácter de la causa, pero podría tratarse de un problema de deudas o de tierras, problemas comunes entre los pobres. Lo que si sabemos, es que durante mucho tiempo el juez no quiso atender a la viuda y con prepotencia pisoteaba su dignidad.

Nos imaginamos el sufrimiento e impotencia de esta pobre viuda, porque hoy como Iglesia nos toca acompañar a decenas de familias del Centro Comunitario La Casa, el Hotel El Cid, y otros… familias que recorren juzgados, legislaturas y oficinas, sin encontrar respuestas a su problemática habitacional, entonces vemos y sentimos la angustia, la frustración y la soledad junto a ellas.

“…el pobre lucha por la una vida digna, y su esperanza radica en que nunca deja de soñarla.”

La viuda no se dio por vencida, porque “el pobre lucha por la una vida digna, y su esperanza radica en que nunca deja de soñarla”. No tenemos muchos detalles pero sí que ella insistió y continuó con su petición de que se le hiciera justicia; la prepotencia y la altanería del juez no logró doblegarla, nada pudo romper su voluntad de luchar y al final el mismo juez tuvo que ceder ante la firmeza de la viuda y reconocerle sus derechos.

Jesús contrasta esta actitud del juez que actúa movido por sus mezquinos intereses, con la actitud de Dios que actúa impulsado por el amor. Jesús se pregunta: ¿acaso Dios no defenderá también a sus escogidos, que claman a él día y noche? ¿Los hará esperar?

Jesús les promete a sus discípulos que Dios los defenderá sin demoras. Pueden tener la seguridad que Dios escuchara sus peticiones y los acompañara en sus luchas y pruebas.

El texto concluye con una pregunta que sigue sin respuesta: cuando el Hijo del hombre venga, ¿encontrará todavía fe en la tierra?

A Jesús le preocupaba como el sistema perverso que opera en este mundo, siembra y condiciona a la humanidad a vivir con miedos, a escapar de los conflictos, a correr detrás del egoísmo, a evitar tenciones…

Es por esto que nos revela por medio de una viuda la clave de la vida: Dios nos hace justicia en la medida que busquemos la justicia. Dios nos acompaña en la lucha. Dios nunca nos abandona, siempre está presente en nuestra vida.

El espíritu rebelde de la viuda es el Espíritu de Dios.

En un mundo que cada vez se vuelve más desigual y más violento es importante que no tengamos miedo ante jueces o gobernantes corruptos y arrogantes, que no temen a Dios ni respetan a las personas.

El espíritu rebelde de la viuda debe ser el espíritu de nuestro pueblo. No nos cansemos de exigir vivienda, trabajo, salud, educación para todas y todos.

Pastores Diego Mendieta y Gabriela Guerreros

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas Populares: las más leída en los últimos 7 días

DOCUMENTOS Y DECLARACIONES PÚBLICAS.

Traductor

Seguidores