ATENCIÓN!!! Nuevo lugar de reunión de la Comunidad Pentecostal Dimensión de Fe - Domingos 10hs en la Casa Ecuménica Popular - Manuel Artigas 6989 - Mataderos - Capital Federal

lunes, agosto 30, 2010

No hay Libertad Religiosa sin Igualdad Religiosa



No hay Libertad Religiosa sin Igualdad Religiosa
En relación con el debate sobre libertad religiosa, la FAIE (Federación Argentina de Iglesias Evangélicas) el 29 de agosto emitió un comunicado titulado "No hay Libertad Religiosa sin Igualdad Religiosa", con el subtitulo "Líneas de Trabajo Pastoral en Políticas Públicas en el área religiosa".

"La defensa y promoción de la libertad religiosa y de la libertad de conciencia, suficientemente reconocidas y garantizadas a todas y todos los habitantes de la República Argentina por la Constitución Nacional, ha sido y es uno de los objetivos primordiales y razón de existencia y del accionar de la Federación Argentina de Iglesias Evangélicas.

En toda su historia, esta Federación se ha opuesto a los diversos intentos legislativos de tutelar y limitar el pleno ejercicio de la libertad religiosa y de conciencia. Siempre hemos considerado esas propuestas como intentos de controlar, supervisar y hasta de coartar el accionar de las comunidades de fe en minoría y en diversidad.

Sabemos muy bien que el ejercicio de esa libertad religiosa y de conciencia sólo será efectivo y podrá darse en plenitud cuando también alcancemos una democrática igualdad y equidad entre todas las convicciones religiosas, así como de quienes no profesan ninguna fe en particular.

Esa igualdad tanto legal como culturalmente es hoy aún una aspiración. Será a partir del reconocimiento y la vigencia de esa igualdad religiosa individual e institucional, que podrá enriquecerse el debate de muchos otros temas que hacen al pleno ejercicio de los derechos de ciudadanía.

Fortalecer el derecho de ciudadanía

El Bicentenario de la gesta libertaria de aquellos hombres y mujeres que ayudaron a forjar nuestra nación en el contexto de la amplia patria sudamericana, nos ofrece un marco de reflexión en el camino de construir una sociedad más justa y superar las inequidades que han marcado nuestra historia como pueblo. Así, ofrecemos estas líneas como aporte para enriquecer nuestra sociedad, que busca solidariamente fortalecer tanto las libertades como las responsabilidades que hacen a un país que reconozca su pluralidad y diversidad como un don.

Todas y todos los habitantes de nuestro país deben tener la posibilidad de escuchar la riqueza de tantas voces que aportan las diferentes comunidades de fe. Al igual que se ha hecho en otros espacios, es importante promover y facilitar que esta variedad de voces pueda alcanzar a toda la población, para que en los temas actualmente en debate en la agenda pública, no exista una voz hegemónica que pretenda hablar en nombre de todo el rico panorama religioso de nuestro país.

Al mismo tiempo, la instalación del debate en el ámbito público nos permite soñar con que antes del 9 de julio del 2016 podremos vivir bajo una legislación que garantice la igualdad religiosa para todas y todos los habitantes de la República Argentina. Ha llegado el momento y es ahora el tiempo que la sociedad argentina está en condiciones de debatir el tema de la plena igualdad religiosa.

Las ambigüedades del Proyecto en discusión en la Cámara de Diputados de la Nación.

Asimismo queremos advertir a toda la población y a las comunidades de fe de las contradicciones que encierra el proyecto de ley que se denomina: "De Libertad e Igualdad Religiosa" (Expediente Nº 1749-D-2010 y Tramite Parlamentario 028 [07/04/2010]). Su ambigua formulación por un lado parece asegurar el ejercicio de la libertad religiosa y un expreso reconocimiento de ciertas facultades de la misma, pero sin embargo mantiene, con un vocabulario actualizado, el objetivo de tutelar y limitar su plena e irrestricta vigencia. Le da al Poder Ejecutivo la facultad de controlar a las comunidades religiosas diferentes a la oficialmente reconocida, tal como lo hace la actual legislación, establecida por la última dictadura.

Por lo demás, deja intacto el tema fundamental de la desigualdad religiosa. Más aún, profundizaría esa inequidad, pues sosteniendo a una sola Iglesia, es decir, la Iglesia Católica Romana, como persona de derecho público, frente al resto del mundo religioso, además diferencia entre iglesias y credos reconocidos y no reconocidos. Ejemplo de ello es la figura del "Consejo Asesor" estipulada en el Proyecto de Ley en discusión, pues da a los credos allí representados la posibilidad de erigirse en jueces o acusadores de otros credos, poniendo esta potestad en la órbita del Poder Ejecutivo, quebrantando así principios constitucionales.

Propuesta de la Federación Argentina de Iglesias Evangélicas.

Los Códigos Civil y Penal son las herramientas aptas y suficientes que tiene el Estado para supervisar las actividades de todas y cada una de las personas y organizaciones que existen y actúan en nuestra realidad, tanto en el área religiosa como en el espacio de la sociedad en general.

Es por ello que proponemos -en el contexto de un diálogo y debate amplio- que se derogue la Ley 21.745, establecida por la dictadura militar y que actualmente rige gran parte de las relaciones entre el Estado y las comunidades religiosas.

Esta derogación y la consideración posterior de una nueva Legislación, si es que ello es realmente necesario, permitirían iniciar un debate serio, jerarquizado en sus contenidos, con tiempos generosos y plena participación de todos los actores interesados para producir propuestas superadoras.

Entendemos que tal debate no puede tener como punto de partida la vigencia del actual Fichero de Cultos, o algo similar bajo otro nombre, sino una ponderación de las particularidades de la actividad religiosa y su función social, y así poner de manifiesto cuáles han de ser, en un país pluricultural y maduro, los derechos y responsabilidades que asisten a las organizaciones religiosas en tanto tales, si fueren propios o diferentes de los que rigen para otros espacios de nuestra sociedad.

No pretendemos privilegios pero si igualdad

Debe quedar muy claro que nuestra visión y misión es aportar a nuestro país en su Bicentenario la riqueza de vivir en un espacio de igualdad religiosa. Ello implica claramente que las comunidades que forman parte de esta Federación no buscan ni desean privilegio alguno.

Somos conscientes de la diferencia entre derechos a los que no renunciamos y los privilegios que no buscamos. Entendemos el mensaje evangélico que nos anima, no como un reclamo de inmunidades o prerrogativas, sino como una expresión de amor, servicio y construcción conjunta en búsqueda de la verdad que haga más plena la vida de todos los seres humanos, en el respeto de la Creación en su integridad.

Aspiramos a contribuir a un país más justo e igualitario, como ya muchas de nuestras comunidades lo hacen cada día y en cada lugar, trabajando en un plano de igualdad y estrecha cooperación con otras organizaciones de la sociedad civil.

Es en función de esa comunión de ideales y propuestas que asumimos el compromiso de no pretender ningún privilegio, sino el de poder acompañar, en igualdad a nuestras amigas y amigos del ámbito religioso como así también de otros ámbitos, con quienes estamos construyendo un país cada vez más justo, solidario, fraterno y equitativo.

Por la Junta Directiva 
Lic. David Cela Heffel - Pastora Karin Krug - Secretario Presidente.



Reflexiones - Dimensión de Fe Semanario Oficial de la Comunidad Dimensión de Fe, una Iglesia de todos y para todos... (Asociación La Iglesia de Dios) Pensamientos Reflexiones y Noticias que abordan temas actuales desde una perspectiva Teológica y Pastoral. Av. Juan B. Alberdi 5250 (Mataderos), Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina

domingo, agosto 29, 2010

RESISTIR EN EL ESPÍRITU

RESISTIR EN EL ESPÍRITU
Apenas quedaron libres, Pedro y Juan fueron a los suyos y les contaron todo lo que les habían dicho los jefes de los sacerdotes y los ancianos. Los escucharon, y después todos a una elevaron su voz a Dios, diciendo: “Señor, tú hiciste el cielo, la tierra, el mar y todo lo que hay en ellos. Tú, por el Espíritu Santo, pusiste en boca de tu siervo David estas palabras: ¿Por qué se agitan las naciones y los pueblos traman planes vanos? Se han aliado los reyes de la tierra y los príncipes se han unido contra el Señor y contra su Mesías. Es verdad que en esta ciudad hubo una conspiración de Herodes con Poncio Pilatos, los paganos y el pueblo de Israel contra tu santo siervo Jesús, a quien tú ungiste. Pero solamente consiguieron lo que tú habías decidido y llevabas a efecto. Y ahora, Señor, fíjate en sus amenazas; concede a tus siervos anunciar tu Palabra con toda valentía, mientras tú manifiestas tu poder y das grandes golpes, realizando curaciones, señales y prodigios en el Nombre de tu santo siervo Jesús.”

Libro de los Hechos de los Apóstoles 4:23-31 

Cuando como Iglesia o como cristianos/as realizamos nuestra misión aceptando el proyecto liberador de Jesucristo, y cuando el mensaje de salvación que pregonamos es el anuncio y la acción liberadora de todo el ser humano y la creación; las fuerzas del mal asechan y levantan la oposición. Esta oposición tiene como único fin limitar el alcance de nuestra misión e impedir que el Reino de Dios se extienda, intentando reducir el evangelio a una simple expresión religiosa. 

Muchos/as cristianos/as en este tiempo se encuentran en esta encrucijada, aun entendiendo que fueron llamados/as a continuar la misión de Jesucristo, la “oposición”, las fuerzas del mal, los dardos del enemigo, los/as amedrentan; por evitar las críticas y los juicios, y por evitar que la oposición sea mayor, bajan los brazos, claudican y renuncian al llamado genuino que Dios les ha hecho. 

En los textos del Libro de los Hechos de los Apóstoles, Lucas en su segundo escrito nos narra la reacción de los /as primeros /as cristianos/as frente al poder diabólico que operaba en las autoridades religiosas e imperiales de aquel entonces; luego de que Pedro y Juan, militantes del Evangelio, fueran al templo a fortalecer sus esperanzas en la oración, y en la puerta se encontraran con un paralítico que representaba la pobreza, la enfermedad, la discriminación, la exclusión y la resignación de un pueblo oprimido. Impulsados por el Espíritu de Cristo oraron por él y fue restaurado en el nombre de Jesús. Este hombre de quien ni el nombre se conoce, se puso de pie y empezó a caminar en pos de un mundo nuevo, ya no dependía de que lo llevaran de un lado a otro ni de la limosna de nadie, era un hombre libre. 

Este milagro y el discurso de Pedro reivindicando a Jesús Resucitado, fueron motivos suficientes para que lo llevaran junto a Juan ante el Consejo, donde se le prohibiría terminantemente seguir hablando en nombre de Jesús. Pero ellos decidieron ser fieles a Aquél que los había llamado. 

En el camino por la liberación de nuestro pueblo y en el compromiso de los cristianos/as o comunidades de base con los sectores más postergados, la “estructura” de la Iglesia no acompaña y hasta se convierte en un gran obstáculo, muchas veces intentando quebrar el compromiso de muchos/as; porque orar, liberar y levantar a los paralíticos de nuestro tiempo implica tocar intereses, nos lleva a denunciar el pecado, a tener un posicionamiento claro frente a las injusticias, y a abrir las puertas para compartir esta lucha junto con sectores organizados de la sociedad. 

Hermanos/as y compañeros/as: es el Espíritu de Cristo quien nos alienta, liberándonos del temor y de la culpa que nos intentan hacer sentir quienes consienten con su silencio o sus prácticas religiosas "templo adentro" tanta injusticia y humillación generadas por esta forma de organizar el mundo. Es Él quien hoy como en aquel entonces afirma nuestras convicciones, nuestra misión, visión y compromiso con Dios y con el pueblo. 

Los discípulos, una vez puestos en libertad, se reunieron con toda la Iglesia y compartieron las amenazas y el juicio que les habían hecho, y que involucraban a toda la comunidad. La oposición y la resistencia al mensaje liberador de Jesucristo se hacían visibles, y las uñas del enemigo comenzaban a asomarse. 

La Iglesia unida en el Espíritu de Cristo resistió, levantó su clamor y doblegó su compromiso; le pidió a Dios valor para seguir anunciando su mensaje y que su poder siguiera haciendo milagros, prodigios y maravillas. No le pidieron a Dios que se terminaran los conflictos y controversias, porque sabían de qué se trataba. No le temían a quienes podían matar sus cuerpos, porque sabían que esa llama que ardía en sus corazones seguiría ardiendo a través de la historia. 

Por lo tanto en este presente, como Comunidad de fe, tengamos claridad para ver que el compromiso con la misión integral de la Iglesia inspirada en una Teología Liberadora genera y generará lógicamente oposición; y justamente por eso demanda de aquellos y aquellas que somos parte que tengamos disposición a resistir, fortaleciéndonos en el poder de Jesús y eligiendo confiar en Él frente a toda oposición; para seguir accionando con su palabra: difundiéndola para empoderar a quienes ,como entonces, son víctimas de cualquier tipo de opresión, para que se levanten y se proclamen libres en su nombre. 



Pastor Diego Mendieta y Gabriela Guerreros.


Reflexiones - Dimensión de Fe Semanario Oficial de la Comunidad Dimensión de Fe, una Iglesia de todos y para todos... (Asociación La Iglesia de Dios) Pensamientos Reflexiones y Noticias que abordan temas actuales desde una perspectiva Teológica y Pastoral. Av. Juan B. Alberdi 5250 (Mataderos), Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina

viernes, agosto 27, 2010

Proyecto de ley busca penalizar abusos y manipulaciones religiosas.

“El que utilizando una secta, culto o doctrina religiosa perturbe, afecte o deteriore la conducta de sus seguidores sustrayéndolos parcial o definitivamente de su entorno social, cultural, económico o familiar generándole adicción o servidumbre respecto del predicador o de la misma secta, culto o iglesia, incurrirá en prisión de cuatro (4) a ocho (8) años”, es el texto de uno de dos artículos que busca adicionar al Código Penal colombiano, el congresista Pablo Enrique Salamanca.

Por William Delgado

El otro artículo, que determina las “Circunstancias de agravación punitiva”, señala: “El que además de la conducta anterior, persuada, engañe o constriña a otro a entregar para la misma secta, iglesia o culto dinero, bienes muebles e inmuebles incurrirá en prisión de seis (6) a doce (12) años. La secta o congregación religiosa que incurra en las causales previstas en los dos anteriores artículos serán objeto de extinción de dominio en favor de las personas que resultaren afectadas”. 

El Representante a la Cámara por Bogotá, expones que el proyecto de ley crea un nuevo tipo penal que se incluirá en el Libro Segundo Titulo III Capitulo Noveno titulado: “Delitos Contra el Sentimiento Religioso y el Respeto a los Difuntos”. 

El Estado no puede permanecer impasible frente a los reiterativos y múltiples abusos de que han hecho víctimas a miles de colombianos por parte de “avivatos” quienes fungiendo de pastores, jefes u orientadores espirituales y abusando de manifiestas fragilidades intelectuales, los manipulan, los esquilman en su patrimonio, los disfrazan, los alejan de su entorno familiar social cultural y económico”, señaló el parlamentario.

“Debe sancionarse penalmente a quienes de esa manera abusan y sobre todo que, con sus bienes, esas sectas, iglesias o congregaciones resarzan a sus víctimas”, agregó Salamanca.

El congresista explicó que son muchos los casos registrados a través de los medios de comunicación donde se han expuesto varios casos de abusos por parte de guías espirituales, pastores y lideres de sectas religiosas que aprovechando su condición, explotan a sus seguidores empleando técnicas de manipulación sicológica logrando con ello obtener grandes beneficios económicos y en muchos casos, tal manipulación alcanza la sumisión total de sus miembros convirtiéndoles en entes ausentes de voluntad, dependientes por completo del líder y de la secta a la que pertenecen. 

La reconocida emisora “LA W” registró la denuncia presentada por la señora Graciela Murillo quien al parecer fue estafada por el ex Senador y líder espiritual de la Iglesia Cristiana Bethesda cuando este, aprovechando su autoridad como líder espiritual solicitó a la denunciante dinero en mutuo sin que a la fecha de la denuncia se le reconociera y efectuara el pago de la obligación.

También el personero de Paipa (Boyacá) asegura que a su oficina ya han llegado seis personas para denunciar casos de feligreses que acusan al pastor Julio Ramón Pérez Rodríguez del centro misionero Bethesda en este municipio de estafa y robo, dijo el congresista Salamanca.

El congresista señala que “estas conductas parecen tener la anuencia, el protagonismo y beneplácito de los miembros directivos o de más alto rango jerárquico en esa organización religiosa, generando un manto de complicidad al interior de la organización”.

“Estos oprobiosos hechos de manipulación no se predican exclusivamente de cultos religiosos cristianos, católicos o afines a ellos, algunas sectas, imponen a sus seguidores determinadas conductas que atentan contra el libre desarrollo de la personalidad, obligándoles a tener determinada postura frente al mundo, e incluso intervienen de forma negativa en su forma de vestir, de alimentarse y hasta en su sexualidad”: 

Estos casos son comunes en Colombia y en el mundo, por esa razón es importante que el Congreso de la República se pronuncie frente a estos hechos que son repetitivos y que cada día dejan mas victimas, creando un tipo penal autónomo que sancione ejemplarmente estas conductas que se cometen diariamente, pero que ante la ausencia de norma aplicable, las autoridades se abstienen de adelantar acciones judiciales, concluyó Salamanca.

Publicado por Agencia Latinoamericana y Caribeña de Comunicación (ALC)

Reflexiones - Dimensión de Fe Semanario Oficial de la Comunidad Dimensión de Fe, una Iglesia de todos y para todos... (Asociación La Iglesia de Dios) Pensamientos Reflexiones y Noticias que abordan temas actuales desde una perspectiva Teológica y Pastoral. Av. Juan B. Alberdi 5250 (Mataderos), Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina

lunes, agosto 23, 2010

OTRO MODO DE SER IGLESIA

OTRO MODO DE SER IGLESIA

Quien haya leído mi último artículo –Dónde está la verdadera crisis de la Iglesia– puede haber quedado desesperanzado. Analizaba ahí la estructura de poder de la Iglesia, centralizada, piramidal, absolutista y monárquica. Este tipo de poder no favorece el ideal evangélico de igualdad, de fraternidad ni la participación de los fieles. Mas bien cierra las puertas a la participación y al amor.

Es que tal tipo de poder, por su naturaleza, necesita ser fuerte y frío. Este modelo de Iglesia-poder se presenta como la Iglesia sin más, peor todavía, como querida por Cristo, cuando, como he mostrado, surgió históricamente y es solamente su instancia de animación y dirección, siendo menos del 0,1% de todos los fieles. Por lo tanto, no es toda la Iglesia sino solamente una mínima parte de ella.

Pero la Iglesia-comunidad como fenómeno religioso y movimiento de Jesús es mucho más que la institución. Aquella encuentra otras formas de organización mucho más próximas al sueño de su Fundador y de sus primeros seguidores. Sabiamente, los obispos brasileros en su reunión anual, celebrada en Brasilia del 4 al13 de enero del presente año, confesaron: «sólo una Iglesia con diferentes modos de vivir la misma fe será capaz de dialogar significativamente con la sociedad contemporánea». Con esto destruyeron la pretensión de una única manera de ser: la de la Tradición del poder. Sin negarla, hay muchas otras maneras: la de la Iglesia de la liberación, la de los carismáticos, la de los religiosos y religiosas, la de la acción católica, hasta la del Opus Dei, la de Comunión y Liberación y la de la Nueva Canción, para nombrar sólo las más conocidas.

Pero hay una forma toda especial y muy promisoria, nacida en los años 50 del siglo pasado en Brasil y que ha adquirido relevancia mundial, pues ha sido asimilada en muchos países: las Comunidades Eclesiales de Base (CEBs). Los obispos les dedicaron un animador«Mensaje al Pueblo de Dios sobre las CEBs». Curiosamente, ellas surgieron en el momento en que brotó en Brasil una nueva conciencia histórica. En la sociedad: el sujeto popular ansiando más participación política, y en la Iglesia: el sujeto eclesial, ansiando también más participación y corresponsabilidad eclesial. Las CEBs son otro modo de ser Iglesia, cuyo sujeto principal, aunque no exclusivo, son los pobres. Su estilo es comunitario, participativo e insertado en la cultura local. Los servicios son rotativos y la elección, democrática. Articulan continuamente fe y vida, son activas en el campo religioso, creando nuevos servicios y ritos, y activas en el campo social o político, en los sindicatos, en los movimientos sociales como en el MST (Movimiento de los Trabajadores sin Tierra) o en los partidos populares.

No sabemos exactamente cuántas son, pero se calcula unas cien mil comunidades de base en Brasil, involucrando a varios millones de cristianos. Los obispos constatan su alto valor innovador y anti-sistémico. El mercado eliminó las relaciones de cooperación y solidaridad mientras que en las CEBs se viven relaciones fundadas en la gratuidad, en la lógica del ofrecer-recibir-retribuir. Ellas han asumido la causa ecológica, por eso, se entienden también como CEBs = comunidades ecológicas de base. Han desarrollado una fuerte espiritualidad del cuidado de la vida y de la Madre Tierra. El resultado de todo ello ha sido más respeto, veneración y cooperación con todo lo que existe y vive.

Las CEBs muestran cómo la memoria sagrada de Jesús puede recibir otra configuración social, centrada en la comunión, en el amor fraterno y en la alegría de testimoniar la victoria de la vida contra las opresiones. Ese es el significado existencial de la resurrección de Jesús como insurrección contra el tipo de mundo vigente.

Humildemente los obispos declaran que ellas ayudan a la Iglesia a estar más comprometida con la vida y con el sufrimiento de los pobres. Más aún, interpelan a toda la Iglesia llamándola a la conversión, al compromiso para la transformación del mundo en un mundo de hermanos y hermanas.

Este modo de ser Iglesia puede servir de modelo para la inserción en la cultura contemporánea, urbana y globalizada. Si fuese asumido como inspiración para el proyecto del Papa Benedicto XVI de «reconquistar» Europa, seguramente tendría algún éxito. Podrían verse comunidades de cristianos, intelectuales, obreros, mujeres, jóvenes, viviendo su fe en articulación con los desafíos de sus situaciones existenciales. No pretenderían tener el monopolio de la verdad y del camino cierto, pero se asociarían a todos los que buscan seriamente un nuevo lenguaje religioso y un nuevo horizonte de esperanza para la humanidad.

Leonardo Boff es autor de Eclesiogénesis: la reinvención de la Iglesia, Record, 2008, Sal Terrae.

[Traducción de MJG]



Reflexiones - Dimensión de Fe: Semanario Oficial de la Comunidad Dimensión de Fe, una Iglesia de todos y para todos... (Asociación La Iglesia de Dios) Pensamientos Reflexiones y Noticias que abordan temas actuales desde una perspectiva Teológica y Pastoral. 
Av. Juan B. Alberdi 5250 (Mataderos), Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina

sábado, agosto 21, 2010

POCOS RICOS, MUCHOS LÁZAROS…

POCOS RICOS, MUCHOS LÁZAROS… 

Existió un hombre rico que se vestía con ropa finísima y comía regiamente todos los días. Existió también un pobre, llamado Lázaro, todo cubierto de llagas, que estaba tendido a la puerta del rico. Deseaba saciarse con lo que caía de la mesa del rico, y hasta los perros venían a lamerle las llagas. Pues bien, murió el pobre y fue llevado por los ángeles al cielo junto a Abraham. También murió el rico, y lo sepultaron. Estando en el infierno, en medio de los tormentos, el rico levantó los ojos y vio a lo lejos a Abraham, y a Lázaro con él, en su regazo. Entonces gritó: “Padre Abraham, ten piedad de mí, y manda a Lázaro que moje en agua la punta de su dedo y me refresque la lengua, porque me atormentan estas llamas.” Abraham le respondió: “Hijo, recuerda que tú recibiste tus bienes durante la vida, mientras que Lázaro recibió males. Ahora él encuentra aquí consuelo y tú, en cambio, tormentos. Además, mira que hay un abismo tremendo entre ustedes y nosotros, y los que quieran cruzar desde aquí hasta ustedes no podrían hacerlo, ni tampoco lo podrían hacer del lado de ustedes al nuestro.” El otro replicó: “Entonces te ruego, padre Abraham, que envíes a Lázaro a la casa de mi padre, a mis cinco hermanos: que vaya a darles su testimonio para que no vengan también ellos a parar a este lugar de tormento.” Abraham le contestó: “Tienen a Moisés y a los profetas; que los escuchen.” El rico insistió: “No lo harán, padre Abraham; pero si alguno de entre los muertos fuera donde ellos, se arrepentirían.” Abraham le replicó: “Si no escuchan a Moisés y a los profetas, aunque resucite uno de entre los muertos, no se convencerán.” 
San Lucas 16: 19-31 

Los Evangelios narran que Jesús siempre tuvo una postura crítica frente a los ricos de su tiempo, se indignaba al ver que derrochaban sus vidas en fiestas y banquetes, despilfarrando lujo y riqueza, mientras que los sectores excluidos pasaban hambre y miseria. 

Nuestro Señor condenó enérgicamente esta demostración de soberbia por parte de los poderosos y trabajó con dedicación para que los pobres de su época tomaran conciencia de su situación, se organizaran y se movilizaran para asumir el construir UN MUNDO NUEVO

A los relatos de Lucas, el médico, podemos dividirlos en tres etapas. 

En la primera, se describe a los personajes de esta historia: Un hombre rico que "se viste con ropa fina y elegante" y todos los días "hacía fiestas con mucho lujo", y un pordiosero llamado Lázaro, que no tenía absolutamente nada, "estaba lleno de llagas y se sentaba a la puerta del rico" con la esperanza de comer las sobras de la mesa, junto con los perros que lo lamían. 

Desconozco si algún artista interpretó esto, pero si alguien pintara esta obra describiría una realidad latinoamericana todavía no resuelta, una realidad argentina no resuelta, y una realidad concreta y actual en la Ciudad de Buenos Aires, donde los pobres comen de las sobras de los ricos o se sientan a su mesa (si la tienen) para ver por televisión el despilfarro de una señora que disfruta de su banquete todos los mediodías; o a un ignoto empresario millonario que se jacta de sus posesiones y lujos mientras trabajadores/as de su empresa reclaman a sus puertas por el respeto a sus derechos. 

En la segunda etapa, la situación cambia radicalmente. El rico y el pobre mueren y la Justicia Divina se hace presente. Lázaro ha sido premiado y se encuentra en el paraíso porque “bienaventurados son los pobres…”, mientras que el rico fue castigado y sufre el fuego tormentoso del infierno “porque es más fácil que pase un camello por el ojo de una aguja, que un rico entre al Reino de los Cielos”. Dios hizo y hace justicia a los pobres que sufren, y castiga severamente a los ricos soberbios. 

En la tercera etapa el rico ve de lejos Abraham y a Lázaro en el cielo. Y entonces le grita a Abraham que envíe a Lázaro a refrescar su lengua con agua. Ni el fuego del infierno había terminado con la soberbia y el espíritu de dominación del rico: él pide que le envíen al pobre para un “mandado”. Abraham le contesta que existe un abismo entre el paraíso y el infierno, y que no existe comunicación alguna. Es una petición realmente imposible de cumplir. 

El rico insiste y le hace a Abraham un segundo pedido: "manda a Lázaro a casa de mi padre, donde hay cinco hermanos, para que les explique lo doloroso que es estar aquí". Nuevamente el rico plantea utilizar al pobre Lázaro y Abraham vuelve a rechazar el pedido. El rico vuelve a insistir con un tercer pedido: “por qué no permites que un muerto resucite y se los envías s a mis familiares para que ellos se arrepientan". Abraham lo rechaza por tercera vez, y replica categóricamente: “Si no escuchan a Moisés y a los profetas, aunque resucite uno de entre los muertos, no se convencerán.” 

Los ricos, a lo largo de la historia, han actuado con soberbia. En nuestro país conocemos algunos que se exhiben descaradamente ante la necesidad de los sectores humildes, disfrutando los "placeres" de este mundo: grandes mansiones, autos carísimos, etc. Las riquezas y el amor al dinero son la razón de su vida. También hay algunos ricos que son solidarios y misericordiosos con los sufrimientos de los débiles, y utilizan su riqueza a favor de otros, la comparten. 

Los Lázaros de la Ciudad de Buenos Aires. 
Son parte de nuestra Iglesia y caminan nuestros barrios, los desalojan de sus casas, los vemos en las plazas y duermen en las calles. Muchos no quieren verlos porque sus miradas los avergüenzan. 

En los Servicios Diaconales Comunitarios (merienda, cena, servicio de higiene, ropero, peluquería, etc.) y en nuestras Celebraciones Comunitarias (cultos) nos estamos encontrando con Lázaros. No tienen riquezas materiales, pero sí luchan por una vida digna; y su esperanza radica en que nunca dejan de soñarla. 

Pastores Diego Mendieta y Gabriela Guerreros

viernes, agosto 20, 2010

FESTEJOS DEL DÍA DEL NIÑO EN EL CINE EL PLATA

La Comunidad Dimensión de Fe, 
una Iglesia de todos y todos y para todos...
saluda a la Coordinadora en Defensa del Cine el Plata
por su compromiso en la lucha de la Cultura Popular.

domingo, agosto 15, 2010

LOS "PEQUEÑOS" SIN TECHO

LOS “PEQUEÑOS” 
SIN TECHO 

"El que hiciera caer a uno de estos pequeños que creen en mí, mejor le sería que le amarraran al cuello una gran piedra de moler y que lo hundieran en lo más profundo del mar". San Mateo 18:6

Los discípulos y compañeros de Jesús seguían confusos, todavía no habían asumido que la opción de Dios en Jesucristo era y será siempre por los “pequeños”. Dios opta por los que no cuentan mucho en la sociedad, por los más “pequeños”, los más “pobres, débiles y desamparados” que para el Reino de Dios tienen un altísimo valor.

Hoy vemos que en la Ciudad de Buenos Aires hay una mayoría de “pequeños” que no son tenidos en cuenta por Gobierno, los vemos aferrarse a sus niños y resistir los desalojos compulsivos; los vemos caminar las calles reclamando por una vivienda digna y definitiva.

Hermanos y compañeros de camino: es indispensable recuperar el proyecto de Jesús colocando a los “pequeños” en el centro de la escena. Nuestras Iglesias y las organizaciones sociales y políticas de la Ciudad de Buenos Aires deben encontrarse desafiadas por el más de medio millón de personas con problemas habitacionales, por los desalojos compulsivos y violentos que se realizan a diario, por el aumento de la mortalidad infantil en nuestra ciudad...En fin, por la exclusión de los sectores sociales y todos los que son parte de esa gran mayoría de “pequeños”.

Pastor Diego Mendieta

viernes, agosto 13, 2010

Declaración del Encuentro Nacional de Curas en la Opción Preferencial por los Pobres

Declaración del Encuentro Nacional de Curas en la Opción Preferencial por los Pobres

En el año del Bicentenario de nuestra patria, los curas en la Opción por los Pobres nos hemos reunido en nuestro 24º Encuentro anual.

Como todos los años, hemos celebrado el reencuentro, la vida, y nuestra experiencia evangélica y gratificante de caminar junto a los pobres.

Mirando nuestra realidad, hay cosas ante las que nos parece que no podemos callar:

* No le reconocemos ninguna autoridad al Sr. Biolcatti, ni a la Sociedad Rural y sus adjuntos para hablar de los pobres, cuando sabemos claramente que las políticas que han propuesto o impuesto sistemáticamente, han sido causa de más pobreza, y más opresión en nuestra Patria.

* Coincidimos plenamente con la importancia de otorgar a los jubilados un justo 82% móvil, aunque no les reconocemos a muchos de los que levantan ahora esta bandera, ninguna autoridad para hacerlo, cuando descontaron un 13% de los salarios, apoyaron el perverso sistema de las AFJP, o vetaron leyes que beneficiaban a los jubilados. Sí esperamos que se continúen realizando todos los esfuerzos posibles, y a su vez se exprese con justicia de dónde es posible obtener los fondos correspondientes para este acto necesario y digno.

* Nos resulta difícil entender que el mismo gobierno que levanta -¡y lo celebramos!- las figuras martiriales de Mugica y Angelelli en las conmemoraciones del Bicentenario, no ponga límites a la minería a cielo abierto de la Barrick Gold y otros mega emprendimientos semejantes, o no impida la fumigación de los campos de soja con los que el nivel de arsénico en el agua se está elevando en grados alarmantes. En este mismo contexto, no podemos menos que celebrar que el acceso al agua sea considerado en nuestros días, uno de los derechos humanos imprescindibles.

* Nos resulta preocupante y escandaloso que en el clima de la clara oposición a la Ley de Medios que deroga una ley de la Dictadura, de las firmes evidencias de la fraudulenta adquisición de Papel Prensa y la seria probabilidad que los hijos de la Sra. Ernestina de Noble hayan sido apropiados ilegalmente, un grupo de dirigentes políticos se reúnan con la máxima autoridad del Multimedios hegemónico en un peligroso mensaje para la sociedad, que ellos mismos dejaron trascender.
* No podemos dejar de manifestar nuestra disconformidad con el modo de actuar de sectores de la Iglesia ante la reforma del Código Civil, que se caracterizó más por el tono amenazante y apocalíptico que por el diálogo y el respeto que la misma Iglesia pregona.

Como curas, no podemos menos -a su vez- que reconocer en nuestra vida cotidiana notables signos de alegría y esperanza. Sea entre la vida de los pobres, como su fe y su religiosidad, que nos han acompañado en estos días, como en nuestra realidad cotidiana, entre los que no podemos menos que reconocer la Asignación Universal por Hijo, como un elemento fundamental de justicia y dignidad; el avance en los juicios contra los delitos de lesa humanidad, la investigación parlamentaria de la Deuda externa y la propuesta a las Abuelas de Plaza de Mayo como candidatas al premio Nobel de la paz, cuya candidatura apoyamos.

Como curas, sentimos la alegría una vez más de renovar nuestro deseo y compromiso de estar junto a los pobres y con ellos caminar junto a la Virgen en la fe, la esperanza y el amor.

Florencio Varela, 12 de agosto de 2010

Solidaridad con los curas de Merlo

Los curas, reunidos en nuestro 24º encuentro anual de "Curas en la Opción por los pobres", escuchando lo que nos han contado y hemos visto acerca de la gravedad de la situación de violencia, patoterismo y panfleteadas a las que se han visto sometidos compañeros nuestros y organizaciones populares por parte de sectores de poder en el distrito de Merlo (Pcia. de Buenos Aires), y movidos por nuestra fidelidad al Evangelio de Jesús, queremos solidarizarnos con ellos y con todos los que de una u otra manera quieren hacer suya la voz y la práctica de Jesús en el trabajo solidario y liberador en favor de los pobres y las víctimas de los sistemas de exclusión y opresión. Sin que esto deba entenderse como una opción por uno u otro sistema político alternativo.

Desde nuestro lugar y espacio de servicio queremos abrazarlos en estos momentos y hacerles llegar nuestra fraternidad y compañía.

Florencio Varela, 12 de agosto de 2010


Sacerdotes con mensaje propio - Pagina12

domingo, agosto 08, 2010

HAMBRE, TEMOR Y PODER


HAMBRE, TEMOR Y PODER. 
El Espíritu condujo a Jesús al desierto para que fuera tentado por el diablo, y después de estar sin comer cuarenta días y cuarenta noches, al final sintió hambre. Entonces se le acercó el tentador y le dijo: “Si eres Hijo de Dios, ordena que estas piedras se conviertan en pan.” Pero Jesús le respondió: “Dice la Escritura: El hombre no vive solamente de pan, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.” Después el diablo lo llevó a la Ciudad Santa y lo puso en la parte más alta de la muralla del Templo. Y le dijo: “Si eres Hijo de Dios, tírate de aquí abajo, pues la Escritura dice: Dios dará órdenes a sus ángeles y te llevarán en sus manos para que tus pies no tropiecen en piedra alguna.” Jesús replicó: “Dice también la Escritura: No tentarás al Señor tu Dios.” A continuación lo llevó el diablo a un monte muy alto y le mostró todas las naciones del mundo con todas sus grandezas y maravillas. Y le dijo: “Te daré todo esto si te arrodillas y me adoras.” Jesús le dijo: “Aléjate, Satanás, porque dice la Escritura: Adorarás al Señor tu Dios, y a Él solo servirás.” Entonces lo dejó el diablo y se acercaron los ángeles a servirle. 
San Mateo 4:1-11 

Los textos del Evangelio según San Mateo nos narran el encuentro de Jesús con el mismo diablo y qué reacciones tiene frente a los demonios del hambre, del temor y del poder. 

Jesús es conducido al desierto por el Espíritu Santo, luego de haber sido bautizado para ser puesto a prueba por cuarenta días, y es allí donde se enfrenta y lucha con el mal, es allí donde Jesús sintió hambre como millones de personas lo sienten hoy en nuestros pueblos. 

El hambre es una experiencia que ha acompañado a nuestros pueblos por miles de años. El hambre, por su rigor, puede transformarse en un verdadero estímulo para la lucha, pero también puede ser una poderosa herramienta de dominación. 

El diablo atentó contra Jesús en tres oportunidades, y el primer desafío que el demonio le hace es que convierta “las piedras en pan”. El demonio pretendía que Jesús utilice su poder para satisfacer sus necesidades personales, e intentaba apoderarse de la voluntad de Jesús por medio del hambre. 

Jesús responde diciendo “… El hombre no vive solamente de pan, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios”, la respuesta de Jesús nos enseña que por encima de las necesidades básicas se encuentra la voluntad de ser libres, capaces y decididos a entregar nuestras vidas por los demás; que por encima de nuestras necesidades personales se encuentra el sueño de un mundo nuevo, del hombre nuevo. Hoy muchos hombres y mujeres de la política tratan de asegurarse el pan, pero se les obliga a sacrificar los principios y aceptan convertir las piedras en panes, aceptan cerrar sus ojos ante la realidad a cambio de dinero, propiedades, etc.... que salen de algún despacho, de alguna empresa multinacional, de algún monopolio o del mismo Imperio. 

En la segunda provocación el diablo traslada a Jesús a Jerusalén, lo sube a la parte más alta del templo y desde allí lo amenaza con la muerte, con perder la vida. El tentador, como no pudo doblegar la voluntad de Jesús por medio del hambre, decidió amenazarlo con la muerte, pretendiendo que Jesús se aferre a la vida y haga uso de su poder para protegerse. 

La respuesta de Jesús es contundente “… No tentarás al Señor tu Dios”. Jesús nos enseña que existe un valor superior a la vida misma, el valor de la fidelidad a los principios, el valor de la dignidad y de sacrificarse por el bienestar del prójimo. Más adelante Jesús nos alentará diciendo " no tengan miedo de los que puedan darles muerte pero no pueden disponer de su destino eterno." (San Mateo 10:28). 

Muchos prefieren callarse ante las injusticias que vive nuestro pueblo por el temor al qué dirán, a las represalias, a la cárcel, a la muerte ...olvidando que en nuestro país hubieron 30.000 desaparecidos que fueron fieles a sus principios, sus ideales y convicciones, sembrando sus vidas en favor del pueblo. Hoy muchos le temen a la parte más alta del templo y entonces no se comprometen con la lucha de los débiles excluidos. 

En la tercera y última provocación, el diablo lleva a Jesús a un alto cerro y le muestra todos los reinos del mundo, todas las riquezas y todos los privilegios, y se los ofrece con la única condición de que Jesús se arrodille y le rinda culto, que se someta a su voluntad, y se convierta en un esclavo, sin voluntad propia ni libertad. 

Jesús reprende al demonio diciendo: “Aléjate, Satanás, porque dice la Escritura: Adorarás al Señor tu Dios, y a Él sólo servirás”. La misión de Jesús es la liberación de los oprimidos y de los débiles. Jesús rechazó el tener que identificarse con los poderosos y su cultura de abusos y privilegios. Jesús resistió al espíritu del mal, entonces éste se apartó de Jesús y los ángeles llegaron para servirlo. 

Tristemente también hay muchos que se arrodillan frente al imperio y sus socios, aceptan vivir de sus migajas y transmiten su discurso con lenguaje de pueblo, mientras nuestros pueblos luchan por ser libres. 

Estimados hermanos y hermanas, oramos para que el Espíritu de Jesucristo nos dé la fuerza necesaria para resistir al diablo en todas sus expresiones. Que el Espíritu Santo nos guíe para ser siempre libres, obedeciendo a las palabras del Apóstol Pablo: "Manténganse ustedes firmes en esa libertad y no se sometan otra vez al yugo de la esclavitud" 

Pastor Diego Mendieta y Gabriela Guerreros

domingo, agosto 01, 2010

Cuando los pobres sufren, los profetas son una necesidad.


Cuando los pobres sufren, los profetas son una necesidad.

Grita con fuerza y sin miedo. Levanta tu voz como trompeta y denuncia a mi pueblo sus maldades, y sus pecados a la familia de Jacob. Según dicen, me andan buscando día a día y se esfuerzan por conocer mis caminos, como una nación que practica la justicia y no descuida las órdenes de su Dios. Vienen a preguntarme cuáles son sus obligaciones y desean la amistad de Dios. Y se quejan: “¿Por qué ayunamos y tú no lo ves, nos humillamos y tú no lo tomas en cuenta?” Porque en los días de ayuno ustedes se dedican a sus negocios y obligan a trabajar a sus obreros. Ustedes ayunan entre peleas y contiendas, y golpean con maldad. No es con esta clase de ayunos que lograrán que se escuchen sus voces allá arriba. ¿Cómo debe ser el ayuno que me gusta, o el día en que el hombre se humilla? ¿Acaso se trata nada más que de doblar la cabeza como un junco o de acostarse sobre sacos y ceniza? ¿A eso llamas ayuno y día agradable a Yavé? ¿No saben cuál es el ayuno que me agrada? Romper las cadenas injustas, desatar las amarras del yugo, dejar libres a los oprimidos y romper toda clase de yugo. Compartirás tu pan con el hambriento, los pobres sin techo entrarán a tu casa, vestirás al que veas desnudo y no volverás la espalda a tu hermano. Entonces tu luz surgirá como la aurora y tus heridas sanarán rápidamente. Tu recto obrar marchará delante de ti y la Gloria de Yavé te seguirá por detrás. Entonces, si llamas a Yavé, responderá. Cuando lo llames, dirá: “Aquí estoy”. Si en tu casa no hay más gente explotada, si apartas el gesto amenazante y las palabras perversas; si das al hambriento lo que deseas para ti y sacias al hombre oprimido, brillará tu luz en las tinieblas, y tu obscuridad se volverá como la claridad del mediodía. Yavé te confortará en cada momento, en los lugares desérticos te saciará. El rejuvenecerá tus huesos y serás como huerto regado, cual manantial de agua inagotable. Volverás a edificar sobre las ruinas antiguas y reconstruirás sobre los cimientos del pasado; y todos te llamarán: El que repara sus muros, el que arregla las casas en ruinas. Isaías 58:1-12

El profeta Isaías al igual que sus colegas (Profetas) luchaba por la justicia y la paz para su pueblo, estuvo dispuesto a entregar su vida hasta las últimas consecuencias, denunciaba las injusticias que sufrían los más débiles, quienes no gozaban de una vida integral. 

En medio de esta realidad el profeta Isaías proclama el mensaje de Dios: mensaje que denunciaba el pecado, llamaba al arrepentimiento verdadero, anunciaba el perdón y la esperanza. 

Los pobladores de Judá ayunaban para que Dios los escuche. Por ejemplo, en sus súplicas públicas solían pedir que Dios les enviara la lluvia, pero el silencio de Dios los afligía, los inquietaba. 

EL AYUNO: el ayuno en realidad ocupa muy poco espacio en la Biblia. Significa la abstinencia de alimentos por motivos religiosos. Jesús lo aprobó, pero hizo varias críticas al modo en que se lo practicaba. 

Isaías denuncia la hipocresía de las prácticas religiosas como éstas, mientras se desatienden las necesidades del prójimo. El amor de Dios es para todos los seres humanos y no para unos pocos que creen comprarlo con sus sacrificios y prácticas. El profeta, a partir del vers. 3, invita a pensar en las diferentes formas de violencia que se practican a diario, ya sea de un patrón sobre sus empleados, como del esposo sobre su mujer. 

En nuestro tiempo también se ve y se habla mucho de violencia, y “los interesados” en el tema nos quieren hacer creer que se manifiesta solamente en la conducta de los menores adolescentes, presentándolos como un peligro para la sociedad, y no como un sector de la población que está en peligro. Entonces esconden todos los maltratos y la violencia que se ejerce desde lo institucional y lo político, por parte de aquellos que siguen apostando a la dominación y explotación de nuestro pueblo. 

Esto a nosotros como Iglesia nos desafía a tomar un rol verdaderamente profético, donde juntos podamos compartir el mensaje de Jesucristo que denuncia el pecado, llama al arrepentimiento y a una nueva vida, y anuncia el perdón y la esperanza de un futuro mejor. 

Estimados hermanos y hermanas: nuestra Ciudad de Buenos Aires, nuestro país y nuestros pueblos latinoamericanos en general están plagados de situaciones de violencia. Esta realidad exige que tomemos una actitud activa y comprometida desde el Evangelio, aunque seamos incomprendidos en el presente, como incomprendidos fueron los profetas y Jesús en sus propias tierras. 

Pastor Diego Mendieta y Gabriela Guerreros

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas Populares: las más leída en los últimos 7 días

DOCUMENTOS Y DECLARACIONES PÚBLICAS.

Traductor

Seguidores