ATENCIÓN!!! Nuevo lugar de reunión de la Comunidad Pentecostal Dimensión de Fe - Domingos 10hs en la Casa Ecuménica Popular - Manuel Artigas 6989 - Mataderos - Capital Federal

viernes, septiembre 11, 2009

LLAMADOS A SER TESTIGOS...

…cuando venga sobre vosotros el Espíritu Santo recibiréis poder para ser mis testigos en Jerusalén, y en toda Judea, y en Samaria, y por todo el mundo.
Hechos de los Apostoles 1:8

En este tiempo de la historia que vivimos los argentinos y latiniamericanos los cristianos somos llamados a servir y el llamado del cual hablamos es la respuesta concreta a la misión que Dios nos ha delegado a través de su Espíritu, por ello somos “LLAMADOS A SER TESTIGOS…”

Según el diccionario, TESTIGO es la persona que presencia o adquiere conocimiento directo de una cosa, o alguien que prueba la verdad de un hecho.

Un TESTIGO tiene que estar dispuesto a ser un MÁRTIR.
Ser testigo conlleva ser fiel a la verdad cueste lo que cueste.

El texto escogido para nuestra reflexión es Hechos 1:8 y expresa que el poder del Espíritu va a convertirlos en testigos de Cristo y que su testimonio iba a operar en una serie de etapas cada vez más amplias: primero en Jerusalén; luego en toda Judea; luego en Samaria, que era un país medio judío que sería como un puente que los introduciría en el mundo pagano; y finalmente hasta el fin del mundo.

Quienes reciben esta promesa y este llamado son personas pobres, sencillas, pescadores, artesanos, campesinos, etc., hombres y mujeres de corazones dispuestos que Jesús en su ministerio había reclutado para dar continuidad a su proyecto liberador.

- UNA PROMESA

…CUANDO VENGA SOBRE VOSOTROS EL ESPÍRITU SANTO RECIBIRÉIS PODER…

Promesa que garantiza la compañía y el amparo de Dios en la misión por medio de Espíritu de Cristo, el Espíritu de la resistencia y de la lucha.

Para nosotros/as los/as pentecostales la participación del Espíritu Santo y su Poder en la vida de la Iglesia y su misión es indispensable e insustituible, creemos que es el motor que moviliza, dirige, y organiza a los que somos parte del Cuerpo de Cristo en el proseguir de su misión.

- UN LLAMADO

…PARA SER MIS TESTIGOS EN JERUSALÉN, Y EN TODA JUDEA, Y EN SAMARIA, Y POR TODO EL MUNDO.

En la lengua que se escribió el Nuevo Testamento, la palabra para testigo y la palabra para mártir son la misma. Un testigo tiene que estar dispuesto a ser un mártir.

Los discípulos/as que recibieron la promesa que el poder del Espíritu de Cristo vendría sobre ellos/as y el llamado a ser testigos, tal vez no comprendían la dimensión de tal promesa-llamado, ni que se llevaría a cabo a través de la persecución, del encarcelamiento, del maltrato y de la muerte de muchos/as.

Pero lo cierto que ellos/as esperaron unánimes y juntos que el Poder del Espíritu los llenara de fuerzas para compartir la buena noticia, el evangelio y resistir al diablo que se corporizaba en el Imperio Romano y los líderes religiosos.

"Pero tenemos este tesoro en cacharros de arcilla para que el poder que supera todas las cosas se vea que es de Dios y no nuestro. Estamos atacados por todas partes, pero no acorralados; desbordados, pero no desesperados; perseguidos por los hombres, pero no abandonados por Dios; sobre la lona, pero no fuera de combate. En nuestro cuerpo estamos siempre en peligro de muerte como le pasó a Jesucristo, para que se manifieste en nuestro cuerpo la misma vida que vivió Jesús. Porque a lo largo de toda nuestra vida se nos entrega a la muerte constantemente por causa de Jesús, para que también la vida que da Jesús la puedan ver todos claramente en nuestra carne mortal. En consecuencia, la muerte actúa en nosotros, pero la vida en vosotros. Como tenemos el mismo espíritu de fe que aparece en el pasaje de la Escritura que empieza por «he creído y por tanto he hablado,» nosotros también creemos y por tanto hablamos; porque sabemos que el que resucitó al Señor Jesús también nos resucitará a nosotros con Jesús, y nos presentará con vosotros.
Todo lo que nos sucede es para vuestro bien, para que la gracia abunde más y más y haga que la acción de gracias que se eleva de muchos abunde todavía más para la gloria de Dios."

2 Corintios 4:7-15

Por los Pastores Diego Javier Mendieta y Gabriela Soledad Guerreros

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas Populares: las más leída en los últimos 7 días

DOCUMENTOS Y DECLARACIONES PÚBLICAS.

Traductor

Seguidores