ATENCIÓN!!! Nuevo lugar de reunión de la Comunidad Pentecostal Dimensión de Fe - Domingos 10hs en la Casa Ecuménica Popular - Manuel Artigas 6989 - Mataderos - Capital Federal

sábado, abril 15, 2017

7ª ESTACIÓN -“Jesús consuela a las mujeres de Jerusalén”

7ª ESTACIÓN | VÍA CRUCIS ECUMÉNICO POR LA MEMORIA, LA VERDAD Y LA JUSTICIA EN EL ESPACIO DE MEMORIA Y DERECHOS HUMANOS (EX ESMA)



“Jesús consuela a las mujeres de Jerusalén”
Jesús, volviéndose hacia ellas, les dijo: «Hijas de Jerusalén, no lloren por mí. Lloren más bien por ustedes mismas y por sus hijos. Porque llegarán días en que se dirá: «Felices las mujeres que no tienen hijos. Felices las que no dieron a luz ni amamantaron.» Entonces dirán: «¡Que caigan sobre nosotros los montes, y nos sepulten los cerros!» Porque si así tratan al árbol verde, ¿qué harán con el seco? Lucas 23, 28-31.

Las mujeres son las testigos privilegiadas del fundamento de nuestra fe. Son ellas las que de manera desafiante y decidida, hacen propio el camino trazado por Jesús: sin vida digna y justa para las mujeres, el proyecto de Jesús no es posible. 

Los relatos bíblicos dan cuenta que las mujeres son activas protagonistas del Movimiento popular de Jesús, comprometidas con la construcción de un mundo nuevo, de una sociedad nueva, en la que el amor es la base de todas las relaciones humanas. 

Jesús pide no llorar por él sino más bien por “ellas mismas y por sus hijos” ¡y vaya que seguimos llorando! 
  • Lloramos porque nuestra dignidad es atropellada, violentada y degradada con la imposición de estereotipos del mercado que exigen que nos mantengamos sumisas, pasivas y tolerantes.
  • Lloramos ante el sufrimiento padecido por cada hermana desaparecida, violada y asesinada. 
  • Lloramos por cada niño y niña a los que le arrebatan a su madre y que muchas veces quedan bajo cuidado y la tutela del hombre que las ha violentado.
  • Lloramos, también, cuando detrás de la justa búsqueda de castigo a los femicidas, los medios de comunicación pretenden instalar un discurso exclusivamente punitivo, que se lleva por delante todas las garantías procesales que tanta lucha costaron. Un discurso que no solo busca avanzar contra las garantías de los acusados de femicidio sino que avanza, también, contra los derechos y garantías de los/as pibes/as de los barrios que muchas veces roban para comer.
  • Lloramos porque se usa la muerte de nuestras mujeres para proponer con fuerza y legitimidad social la justicia por mano propia. Decimos: ¡no en su nombre!"
  • Lloramos de rabia ante un sistema judicial que reproduce lógicas patriarcales y de mercado que atentan contra nuestra libertad, que no castiga adecuadamente a quienes nos violentan y lastiman. Lógicas que legitiman la xenofobia y el odio hacia la comunidad LGTBI. Lógicas que cuestionan la vida personal de las mujeres, sus gustos, su vestimenta, los lugares a los que concurren, si están "solas" a determinada hora, con la injusta finalidad de justificar los crímenes sobre nuestros cuerpos.
  • También lloramos cuando el feminismo popular es reemplazado por el feminismo de escritorio o de declamación.
  • Lloramos ante el abandono y la desprotección del Estado, el Gobierno Nacional y los Gobiernos Provinciales que no cumplen con las leyes vigentes y desfinancian áreas que trabajan para nuestra protección (Dirección general de la Mujer, aplicación de la ley de salud sexual y reproductiva, restricción de los protocolos de abortos no punibles)
  • Lloramos ante las políticas de ajuste que sacan el pan de la boca a nuestro pueblo y que feminizan la pobreza como en décadas pasadas y nefastas. 
  • Lloramos ante la represión del gobierno contra las y los trabajadores/as docentes.
  • Lloramos amargamente junto a Milagro Sala y todxs lxs presxs políticxs por luchar junto al pueblo.
  • Lloramos junto a Higui, víctima de la xenofobia, presa por defenderse de sus violadores. 

Pero también nos hacen llorar las posturas arcaicas y, en todo sentido, contrarias a la vida de las mujeres que siguen sosteniendo las estructuras jerárquicas de las diversas expresiones de fe: colocando a las mujeres en lugares secundarios, como si no fuésemos nosotras las que por siglos llenamos los templos, las procesiones, las celebraciones públicas de la fe. 

Pero nuestro llanto, lejos de paralizarnos, nos empuja a organizarnos, abrazarnos, y hermanarnos, a tejer nuestros sueños de libertad, a construirnos como herramientas de contención y consuelo ante la violencia que sufrimos y a luchar por una vida abundante para todas y todos. A luchar por la dignidad de nuestro pueblo 

Que Dios, padre y madre, el Dios diverso e inclusivo nos guíe y acompañe y así, movidas por su Espíritu profético, aferradas a la propuesta del Resucitado, sigamos abonando la organización popular para enfrentar estos tiempos donde el pueblo es crucificado. 


Comunidad Pentecostal Dimensión de Fe
Casa Ecuménica Popular
Asociación Casa de Todos
Católicas por el Derecho a Decidir
Comisión de Justicia y Paz – Misioneros Claretianos



Reflexiones - Dimensión de Fe Semanario Oficial de la Comunidad Pentecostal Dimensión de Fe, una Iglesia de todos y para todos... Pensamientos Reflexiones y Noticias que abordan temas actuales desde una perspectiva Teológica y Pastoral. Manuel Artigas 6989 (Mataderos), Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas Populares: las más leída en los últimos 7 días

DOCUMENTOS Y DECLARACIONES PÚBLICAS.

Traductor

Seguidores