ATENCIÓN!!! Nuevo lugar de reunión de la Comunidad Pentecostal Dimensión de Fe - Domingos 10hs en la Casa Ecuménica Popular - Manuel Artigas 6989 - Mataderos - Capital Federal

martes, marzo 27, 2012

POR QUE EL PASADO NO PASÓ?

POR QUE EL PASADO NO PASÓ?
Ultima Dictadura cívico militar (1976-1983)

¿Por qué empeñarnos en el recuerdo del pasado que ustedes no vivieron? ¿De qué formas sigue viviendo ese pasado en su presente y condicionará el porvenir?

El 24 de marzo de 1976, hace 35 años, produjeron el golpe de estado más sangriento de nuestra historia: las (tres) Fuerzas Armadas (de tierra, aire y agua), junto con la complicidad de la sociedad civil , los grupos económicos más fuertes como Alpargatas, Macri, Roggio, Bunge y Born, la Sociedad Rural Argentina; las empresas dueñas de los medios de Comunicación hegemónicos (como el Grupo Clarín, La Nación, la Revista Gente, radio Mitre…) y la jerarquía eclesiástica ( los altos cargos de la iglesia católica, sobre todo) , la gente en general que la apoyó por inconciencia o ignorancia; y el incentivo de Estados Unidos ( militares como el Primer Presidente de Facto en el 76, Jorge Rafael Videla, fueron entrenados en la Escuela militar de Panamá, donde aprendían la Doctrina de Seguridad Nacional y los métodos de tratamiento del “enemigo” –como las torturas para obtener información o las maneras de “hacer desaparecer” gente- con militares estadounidenses), pues este golpe favorecería sus intereses imperialistas. 

Derrocaron al Gobierno de Isabel Martínez, que había asumido la Presidencia después de la muerte de su esposo, Juan Domingo Perón. Durante esos últimos años ya habían empezado la persecución y los asesinatos de opositores políticos al gobierno, de la mano de la “Triple A” o Alianza Anticomunista Argentina: un grupo paralelo a la policía liderado por el secretario de Perón, José López Rega. Para 1975, un año antes del golpe, el poder armado de la guerrilla ya estaba terminado, sin embargo la persecución siguió. Bajo el rótulo de “comunista” se englobaba a toda aquella persona que expresara sus ideas a favor de un país justo, y que luchara por ellas de diferentes maneras (desde grupos armados a trabajadores/as, estudiantes, sacerdotes y monjas, periodistas…) en contra del modelo de país que en esa época y sobre todo con la Dictadura se quería implantar: un país para pocos, con pocos ricos y mayorías empobrecidas, endeudado y dependiente, con las riquezas nacionales en manos privadas. La excusa era “poner orden en un país que era un caos”, pero el verdadero objetivo era cambiar el modelo de país: implantar el Neoliberalismo, plan económico que favorece todos los males antes señalados, y que postula que el Estado no tiene que intervenir en la economía como organizador de la sociedad, tiene que “dejar hacer” a los grupos económicos, acción a la que llaman “libertad de mercado”. Para eso tenían que desunir a la población, a la clase trabajadora, persiguiendo y creando miedo; y convenciendo desde los medios acerca de que era necesario ese plan y de que los “enemigos de la patria” eran los llamados “subversivos”, “comunistas”, “guerrilleros”. En los libros, en los medios de comunicación que funcionaban porque apoyaban esta ideología, en las instituciones -tales como escuelas e iglesias-, en las casas... se difundían significados de esas palabras, que las hacían ver como adjetivos de sujetos negativos, indeseables, sospechosos. De la misma forma se hacía ver a la Política como una “cosa innecesaria, que trae conflictos y desorden”. Logrando ganar esa batalla cultural, “metiendo” esos mensajes en la sociedad, y apuntando las armas hacia quienes no se dejaban convencer por esas ideas, lograron implantar ese plan económico neoliberal, que profundizaron los gobiernos democráticos que siguieron ( sobre todo el menemismo, que gobernó durante diez años). En América Latina, previamente, corrían vientos libertarios que buscaban la justicia y peleaban contra la pobreza, por eso en varios países de Latinoamérica se dieron dictaduras en la misma época. 

En síntesis, las principales consecuencias fueron: 

A nivel económico: quintuplicaron la deuda externa, transformándola en impagable; obligando a empresas exitosas como YPF a endeudarse sin necesidad, para debilitarla y después pasarla a manos privadas –privatizarla-. Produjeron cierre de fuentes de trabajo con el consecuente desempleo y el aumento de los niveles de pobreza, mientras los grupos económicos se hacían más ricos. La clase trabajadora organizada recibió los golpes más duros. Hicieron negocios privados con los fondos públicos: por ejemplo, el Estado Nacional se hizo cargo de pagar la deuda de empresas privadas, mientras Domingo Felipe CAVALLO era Director del Banco Central. Cavallo fue después el Ministro de Economía de Menem y de De la Rúa, como prueba visible de que el plan económico continuaba aún en gobiernos democráticos. Tapaban las estafas al Estado con algunas obras que usaban de pantalla para disfrazar esas acciones (tales como la creación de escuelas y hospitales). 

A nivel humano-social: 30 000 desaparecidos/as, entre ellos/as adolescentes y embarazadas. Niños y niñas nacidas en los centros clandestinos de detención creados (En Bs As Automotores Orletti, E.S.M.A –actual Museo de la Memoria- Garage Olimpo…y cientos en todo el país), eran robados/as a sus madres, a las que hacían “desaparecer”. Esa es la lucha que aún siguen las Madres, Abuelas e H.I.J.O.S de Plaza de Mayo: por la identidad y la justicia, no a través de la venganza sino de las leyes, buscando que se los juzgue y se los condene por sus delitos. Así es como muchos/as hijos/as y nietos/as saben quiénes son su verdadera mamá y su verdadero papá, y otras familias pudieron dar con los restos óseos de sus seres queridos y terminar por fin su duelo. En la actualidad muchos hechos están probados en juicios, y los mismos continúan realizándose en todo el país. 

Con la práctica de creación del miedo y la desconfianza hacia la otra persona nos dejaron mandatos tales como “por algo será que se lo habrán llevado”, “algo habrán hecho”, “no te metás”, “si te metés en política podés terminar así”: el individualismo y el escepticismo –por ejemplo, la actitud de no creer que la realidad pueda cambiar para bien-. Nos dejaron un modelo de persona encerrada en lograr su propio bienestar sobre todo económico, que no le da importancia a los lazos sociales, sin compromiso ni participación social, y que practica el “sálvese quien pueda” 

Un ministro de Educación de esa época aconsejaba a los/as estudiantes cuidarse del “exceso de pensamiento”. Se prohibían y perseguían toda canción, libro, película, obra de teatro; programa de radio y televisión, docente, artista, religioso, líder comunitario…que alentaran la libertad, la actitud crítica, la justicia social, la solidaridad. Se suspendieron los derechos que están expresados en la constitución: no se respetaban los derechos individuales, se prohibieron los partidos políticos y toda forma de juntarse para organizarse por el bien común. Muchos/as ciudadanos/as perseguidos/as se fueron del país. Todo esto sucedía para que no se discutiera ni se interviniera en lo que estaban haciendo en lo político y en lo económico. 

Para salvar su imagen y aparecer al mundo como un gobierno “derecho y humano” la Dictadura invirtió en la organización del Mundial de fútbol 1978, cuyo resultado aún es dudoso; y en 1982, para salvarse del final, en medio de la decadencia, utilizó una causa justa como es el reclamo de la soberanía argentina sobre las Islas Malvinas: enviaron a jóvenes y adolescentes mal armados, sin entrenamiento, mal alimentados y con frío a pelear contra Inglaterra, con soldados maduros y profesionales, equipamiento bélico superior , una práctica imperialista antigua, y el apoyo de Estados Unidos. 

En síntesis: los dictadores dirigieron las armas contra su propio pueblo poniéndose al servicio del poder económico nacional y transnacional. Estas y otras consecuencias, de diferentes maneras, perduran: por eso la memoria recupera el origen de este proceso, busca la verdad. Si sabemos que la actualidad fue producida por seres humanos, entonces el cambio hacia la justicia legal y social también puede ser hecho por seres humanos. Entre ellos, nosotros/as. 

Oremos y trabajemos para que el leit-motiv del 24 no sea la oportunidad del “feriado turístico”: viajemos hacia el pasado para que no se vuelva a instalar en el país esa Derecha, antipopular por definición, por otros medios (como las elecciones democráticas, caso Capital Federal) y para obedecer el mandato bíblico: “Justicia, justicia perseguirás” 

- Adolescentes de 5º año - Escuela Secundaria EDEM Nº 560 de Los Amores - Provincia de Santa Fe.
- (CPI) Comisión Política de la Iglesia Dimensión de Fe

(RDF) Reflexiones - Dimensión de Fe Semanario Oficial de la Comunidad Dimensión de Fe, una Iglesia de todos y para todos... (Asociación La Iglesia de Dios) Pensamientos Reflexiones y Noticias que abordan temas actuales desde una perspectiva Teológica y Pastoral. Av. Juan B. Alberdi 5250 (Mataderos), Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas Populares: las más leída en los últimos 7 días

DOCUMENTOS Y DECLARACIONES PÚBLICAS.

Traductor

Seguidores