ATENCIÓN!!! Nuevo lugar de reunión de la Comunidad Pentecostal Dimensión de Fe - Domingos 10hs en la Casa Ecuménica Popular - Manuel Artigas 6989 - Mataderos - Capital Federal

jueves, octubre 18, 2012

SABIDURÍA Y UNIDAD PARA VENCER...

Reflexión Pastoral:
SABIDURÍA Y UNIDAD PARA VENCER... 
"Solamente procuren que su vida esté a la altura del Evangelio de Cristo. Permanezcan firmes en un mismo espíritu y luchen con un solo corazón por la fe del Evangelio. Ojalá lo pueda comprobar si voy donde ustedes y, si no voy, pueda al menos oírlo. No se dejen intimidar por los adversarios. Este será un signo seguro de que ellos van a la ruina y ustedes a la salvación. Todo eso viene de Dios, y es una gracia para ustedes que no solamente hayan creído en Cristo, sino también que padezcan por Él en el mismo tipo de lucha que soporto yo, como lo han podido ver y ahora lo escuchan de mí".
Carta a los/as Filipenses 1:27-30

El Apóstol Pablo estaba preso en Roma (63 o 64 d.C) por anunciar la liberación que significa para la humanidad y la creación cuando el Evangelio se hace presente en la vida de las personas y los pueblos.
La Carta del Apóstol a los hermanos/as de Filipos no surge de un lujoso despacho, sino por el contrario, de lo más profundo de la mazmorra. Pablo era un preso político, que había aceptado la propuesta de Jesús y convertirse en uno de sus testigos, entregándolo todo, incluso su vida.

Pablo invita los/as Filipenses a tomar parte plenamente en su propia lucha; mientras él está en prisión, ellos deben avanzar y madurar para permanecer en el primer puesto del combate. ¿Y qué espera de ellos? Ante todo que su comunidad sea una verdadera comunidad. Para esto la unidad será una señal decisiva.

Si bien la carta tiene destinatarios claros y fue redactada en una época determinada y en un contexto social, político y religioso puntual; al consejo del Apóstol también podemos hacerlo nuestro.

VIVIR A LA ALTURA DEL EVANGELIO.
No es nada fácil y más en un contexto como el nuestro -con sociedades horadadas por el individualismo, el consumismo, las imposiciones del sistema capitalista y las violencias generadas por el imperialismo-: muchas veces la realidad "empuja" a que el/la cristiano/a o los hombres y mujeres de buena voluntad pierdan la atención. Pero es posible en la medida que entendamos las demandas que nos hace el Evangelio a nivel personal y colectivo, cuando tenemos la capacidad de despojarnos del viejo hombre o la vieja mujer viciado/a por el sistema y que anhela que vivamos allí, anclados/as en el pecado. Es posible en la medida que logremos estrangular al egoísmo con actos solidarios, humanitarios y fraternos; cuando construimos la capacidad de amar al otro sin condicionamientos.

LA UNIDAD VENCE AL ENEMIGO.
No hay una palabra tan relevante, urgente y necesaria en el contexto que vivimos como es la UNIDAD, unidad en el Espíritu: con Dios y la enorme comunidad de creyentes y personas de buena voluntad que aman la vida, con el pueblo históricamente sufriente y empobrecido por los mismos de siempre. Esa unidad nunca debe ser el aniquilamiento de la diversidad, ni la imposición del pensamiento único, sino la aceptación y la voluntad de sentarnos a la mesa y poner todos los dones, capacidades y talentos al servicio de los olvidados. Una sociedad verdaderamente justa, un hombre nuevo y una mujer nueva no se construyen pisoteando dignidades.
La unidad es un signo seguro de que ellos (adversarios) van a la ruina. Los adversarios son temporales en la mayoría de los casos, pero el enemigo es permanente, es aquel “que no viene sino para matar, hurtar y destruir”: es el mismo Diablo que se encarna en las fuerzas activas de la sociedad.

Es por ellos que la unidad nos conduce, prepara y hace posible la salvación/liberación en todos los terrenos de la vida. Oremos y trabajemos sin cesar por ella.


Para reflexionar en voz alta:-¿Entendemos las demandas de Jesús en nuestras horas?
-¿Qué actitudes personales-colectivas alientan la unidad, y cuáles atentan contra ella?


Por los Pastores Diego Mendieta y Gabriela Guerreros
Comunidad Dimensión de Fe, una Iglesia de todos y para todos...

(RDF) Reflexiones - Dimensión de Fe Semanario Oficial de la Comunidad Dimensión de Fe, una Iglesia de todos y para todos... (Asociación La Iglesia de Dios) Pensamientos Reflexiones y Noticias que abordan temas actuales desde una perspectiva Teológica y Pastoral. Av. Juan B. Alberdi 5250 (Mataderos), Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas Populares: las más leída en los últimos 7 días

DOCUMENTOS Y DECLARACIONES PÚBLICAS.

Traductor

Seguidores