ATENCIÓN!!! Nuevo lugar de reunión de la Comunidad Pentecostal Dimensión de Fe - Domingos 10hs en la Casa Ecuménica Popular - Manuel Artigas 6989 - Mataderos - Capital Federal

lunes, diciembre 19, 2016

A 15 AÑOS DEL ASESINATO DEL POCHO LEPRATTI, IMITEMOS SU FE

A 15 AÑOS DEL ASESINATO DEL POCHO LEPRATTI, IMITEMOS SU FE
Por Diego Mendieta

Para lxs que nacimos y nos criamos en el B° Ludueña, y anduvimos con nuestra vida quebrada por el consumo problematico de sustancias y la delincuencia, nombrar a Pocho Lepratti a 15 años de su asesinato, es fuerte y nos interpela a imitar su fe. Pues fuimos testigos de su huella en la villa y en los barrios.

Lxs que emprendían el camino que señalaba esa hormiga, ya habían tocado fondo, tenían valentía y el tiempo de Dios les había llegado. Muchxs nos escondiamos, sabíamos que era un camino en serio. Tal vez huiamos, porque "no nos daba la nafta" o porque simplemente el tiempo no habia llegado. La dignidad que anunciaba el Pocho, era la vida abundante que nos propone Jesús. La escuchábamos en otras voces, en la cárcel, en los institutos y en cada uno de esos lugares "correcionales" que lejos de rehabilitar, nos deshumanizaban cada vez más. A nuestra generación, la larga noche oscura del neoliberalismo de los 80 y 90 nos destrozo la vida, éramos los nadie, los ninguneados, los desterrados de la vida.

Hombres y mujeres con la valentía del Pocho Lepratti, eran indispensables para horadar ese sistema perverso, generador de hambre y muerte, ellxs caminaban nuestros barrios sembrando la semilla de esperanza, anunciaban que un mundo nuevo era posible, si nos animabamos a construirlo. Tejieron los sueños de otras generaciones, a las que se las desaparecía, torturaba y asesinaba por querer una patria libre, justa y soberana.

El Pocho no fue un Ángel, fue un ser humano sensible , apasionado por la vida, que junto a otrxs dieron pelea para frenar el hambre, la desocupación y desde ahí, organizar al pueblo para poner fin al plan perverso de los represores de entonces.
Ese gesto revolucionario, de salirse de uno mismo para defender la vida, lo convirtió en el Ángel de la memoria colectiva y del pueblo organizado.

A 15 años de su asesinato, después del paso de gobiernos populares que no bastaron para erradicar las lógicas y consecuencia del neoliberalismo en la Argentina, nuevamente los que financiaron dictaduras sangrientas, los que nunca perdieron el poder, gobiernan generando el mismo hambre y la misma exclusión.

No necesitamos más mártires, pero si recuperar los atributos evangélicos y revolucionarios que movilizaron a hombres y mujeres como el Pocho, para que nuestras calles sean un hormiguero, para organizar y defender la vida del pueblo, frente a los depredadores de nuestra patria, con nuevas lógicas de construcción, más humanas. Aunque nos cueste la vida.

QUE VIVA EL POCHO LEPRATTI!

Reflexiones - Dimensión de Fe Semanario Oficial de la Comunidad Pentecostal Dimensión de Fe, una Iglesia de todos y para todos... Pensamientos Reflexiones y Noticias que abordan temas actuales desde una perspectiva Teológica y Pastoral. Manuel Artigas 6989 (Mataderos), Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas Populares: las más leída en los últimos 7 días

DOCUMENTOS Y DECLARACIONES PÚBLICAS.

Traductor

Seguidores