ATENCIÓN!!! Nuevo lugar de reunión de la Comunidad Pentecostal Dimensión de Fe - Domingos 10hs en la Casa Ecuménica Popular - Manuel Artigas 6989 - Mataderos - Capital Federal

jueves, enero 20, 2011

Se realizó el Encuentro Fraterno con la Comunidad Qom.

Se realizó el Encuentro Fraterno con la Comunidad Qom.
El Encuentro Fraterno con la Comunidad Qom se celebró ayer, 19 de enero de 2011, en el Templo de la “Comunidad Dimensión de Fe, una Iglesia de todos y para todos...”
Además de numerosos miembros de la Comunidad anfitriona, compartieron este tiempo referentes de la Asociación Casa de Todos, y del Espacio Ecuménico:
Por la Comisión de Justicia y Paz –Parroquia de Constitución- Fernando, Noelia y Juan Bautista.
Por la Congregación San Antonio de Padua, las Hermanas Marisa, Liliana, Ángela, Alicia y Mariela.
Los representantes de la Comunidad Quom que vinieron a compartir su testimonio fueron María, Walter, Ricardo, el Pastor Cindulfo, Bonfacio y Florentino.
Ya en la celebración los testimonios y oraciones se sucedieron en un marco de escucha y participación, que culminó con cánticos y acuerdos entre las comunidades para acompañar concretamente a esta lucha por la justicia que llevan adelante tanto aquí –Av. de Mayo y 9 de Julio-como en su provincia, Formosa. Ya por la noche participamos de la concurrida cena comunitaria.
No obstante debemos dejar señalada la escasez de acompañamiento, de presencia activa de organizaciones sociales, políticas, culturales…que colaboren y acompañen la lucha que en esta ciudad empezó hace más de un mes. Nos preocupa la soledad que en ese aspecto también padecen los/as hermanos/as aborígenes.


Las siguientes son reflexiones desde la Comunidad Dimensión de Fe, elaboradas a partir de un texto escrito por Lecko Zamora, del Pueblo Wichí, “¿COMO NO MORIR DE HAMBRE?”; que fueron puestas en común ayer: 

“¡CÓMO NO MORIR DE HAMBRE, y de todo lo que viene con él, si la desnutrición y la muerte son algo que los indígenas sufrimos desde hace siglos: desde que los “civilizados” vinieron a nuestras tierras comenzaron nuestras muertes, de diversas formas! 

¿CÓMO NO MORIR DE HAMBRE? Si nos quitaron las tierras donde vivíamos desde hace milenios; nuestros territorios donde estaban nuestros alimentos y nuestra vida, los ríos, los animales, los frutos, el monte, nuestro lugares sagrados. Nos esclavizaron, nos exprimieron con trabajos forzados. No está quedando nada nuestro en nosotros mismos. Y aún obedeciendo lo que se nos imponía e impone, nos siguieron expulsando. Muchos de nuestros hermanos emigraron como parias dentro del propio país, a lugares donde tampoco fueron bien recibidos: Aún continuamos deambulando por las calles de las nuevas ciudades y pueblos sufriendo racismo y discriminación. 

¿CÓMO NO MORIR DE HAMBRE? Si los gobiernos queman y venden nuestra madre tierra condenada a convertirse en un desierto, envenenada con fertilizantes y desnutrida por el pastoreo indiscriminado y por los animales foráneos que trajeron a nuestro continente. 

¿CÓMO NO MORIR DE HAMBRE? Si ni trabajo tenemos y nos mezquinan nuestra tierra, cercándola con alambre y guardias que muchas veces nos persiguen a caballo por buscar una iguana o una planta curativa.” 

Y éste es el marco al que queremos aportar desde esta Comunidad de Fe, en este Encuentro para escuchar la voz y entender la palabra de los representantes de las comunidades aborígenes: más allá de que estemos de acuerdo con algunas medidas que el actual gobierno nacional ha tomado, aunque es real que algunas leyes que se impulsaron, como la Ley de emergencia por las tierras, están orientadas hacia un proyecto de país que nos incluya a todos, no debemos dejar de expresar lo mucho que falta por hacer, lo necesario que es profundizar y radicalizar el proceso iniciado para (entre otros objetivos) poner límites a gobiernos como el de Formosa, que enmarcado en un proyecto nacional restaurador de las recetas neoliberales y antipopulares (como los que intentarán volver al Poder en este 2011),aumentaría su capacidad destructora de los derechos de las comunidades aborígenes. No debemos dejar de decir lo equivocado que está cuando desoye esta problemática, cuando no impulsa la aplicación de las leyes para enmendar injusticias históricas y actuales; y señalar -en fin- cómo, pese a algunos aciertos, en este tema se está equivocando pues responde al grito de las comunidades con un silencio que se transforma en cómplice de las acciones de gobiernos provinciales que continúan el atropello de hace más de cinco siglos. 

La memoria de las comunidades guarda las acciones de la gendarmería escondidas tanto en Napalpí, en el Chaco (donde la comunidad toba fue víctima de una masacre similar, de los asesinatos que el gobernador Centeno dispuso como medio para robar sus tierras) como en La Primavera y en tantos otros sitios: varían los escenarios, pero no los objetivos y los métodos del poder: por eso toda lucha actual se entrelaza con las luchas de los antepasados. En la actualidad la pelea por el buen vivir de los pueblos aborígenes pasa por no bajar los brazos en la exigencia de que en realidad se apliquen y se hagan respetar las leyes que impidan la muerte, el robo, el abandono, la persecución, el hostigamiento, la explotación y tantos atropellos más; y que la justicia condene con hechos a los responsables. 

Lecko Zamora continúa diciendo: “¿CÓMO NO MORIR DE HAMBRE? Si los que nos gobiernan (…), como Insfran en Formosa, no respetan nuestros derechos. Sus subalternos nos azotan día a día con sus mezquindades y nos racionan los programas destinados a nuestros pueblos, y las Ongs se apropian de nosotros como si fuéramos suyos. Ellos hablan por nosotros, piensan por nosotros, igual que los políticos que pululan en nuestras comunidades cuando se acercan las elecciones.” 

Por eso queremos usar este espacio para escuchar su testimonio, ahondar en sus reclamos, compartir su sentir; y desde ahí pensar juntos las estrategias para acompañar con hechos esta lucha, adhiriendo a la pregunta con la que el hermano wichi finaliza sus reflexiones: 

“¿Cuándo vamos a entender que la humanidad es una sola raza y que la unidad en la diversidad es posible, si respetamos los derechos de nuestros semejantes?” 

Es nuestro profundo deseo que el Señor y Dios de la historia, que se encarna y respeta la cultura haciéndose igual al pueblo, que nos revela la buena noticia de su liberación sin ninguna practica de violencia; siga sosteniendo y motivando en la construcción y en la lucha a quienes creemos que el “nuevo ser humano” es posible; y que los signos de cambios y esperanzas de los pueblos latinoamericanos puedan propagarse por todas nuestras tierras. 

Dijo alguna vez, esperanzado, el Obispo Federico J. Pagura: 

“Son más de cinco siglos de opresión y olvido que nuestros pueblos vieron transcurrir entre el martirio y el callado grito de los que así lograron resistir. Pero hoy levantan – como estos/as hermanos/as Quom, podríamos aclarar-, con la frente erguida, su voz potente, para hacerse oír, y marchar juntos, desde el Sur al Norte, con un intenso anhelo de vivir...” 


Pastores Diego Javier Mendieta y Gabriela Soledad Guerreros




Reflexiones - Dimensión de Fe Semanario Oficial de la Comunidad Dimensión de Fe, una Iglesia de todos y para todos... (Asociación La Iglesia de Dios) Pensamientos Reflexiones y Noticias que abordan temas actuales desde una perspectiva Teológica y Pastoral. Av. Juan B. Alberdi 5250 (Mataderos), Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas Populares: las más leída en los últimos 7 días

DOCUMENTOS Y DECLARACIONES PÚBLICAS.

Traductor

Seguidores